Uber ganó la apelación ante la justicia británica y podrá seguir operando en Londres

La corte indicó que la aplicación de transporte ha realizado las correcciones necesarias sobre los problemas con la identidad de algunos conductores, por lo que la empresa recuperó su licencia

Uso de la app en la capital británica (Reuters)
Uso de la app en la capital británica (Reuters)

El gigante estadounidense del alquiler de vehículos con conductor Uber podrá seguir operando en Londres, según dictaminó este lunes un tribunal británico revocando una decisión de las autoridades municipales que habían suspendido su licencia alegando riesgos de seguridad para los pasajeros.

Reconociendo “las deficiencias del pasado”, el juez Tan Ikram, de la corte de magistrados de Londres, decidió que Uber ha hecho las modificaciones necesarias y es ahora apto para operar en la capital británica.

“Esta decisión es un reconocimiento al compromiso de Uber con la seguridad y seguiremos trabajando de forma constructiva con TfL”, dijo la plataforma en un comunicado celebrando esta importante victoria en uno de sus principales mercados mundiales.

La autoridad de Transporte de Londres (TfL) había revocado su licencia en noviembre tras detectar problemas con la identidad de algunos conductores, pero la plataforma siguió funcionando normalmente en espera de la decisión del tribunal.

TfL afirmó haber “identificado un patrón de fallos por parte de la compañía, incluidas varias infracciones que pusieron en riesgo a los pasajeros y su seguridad”. Entre ellos figuraba un elevado número de “conductores no autorizados” inscritos en la plataforma “que se aprovechan de las vulnerabilidades de la aplicación para transportar a miles de pasajeros”.

La justicia consideró que la app mejoró los controles de seguridad sobre los conductores (Reuters)
La justicia consideró que la app mejoró los controles de seguridad sobre los conductores (Reuters)

Así, “un problema clave identificado” en la aplicación permitió a decenas de conductores sin ningún control falsificar su identidad introduciendo sus fotografías en los perfiles de otras personas. Esto “ocurrió en al menos 14.000 trayectos”, había afirmado en su momento TfL. “Otro fallo permitió a conductores expulsados o suspendidos crear una nueva cuenta Uber” y seguir trabajando como si nada, agregó.

Posteriormente, las autoridades londinenses reconocieron que Uber hizo algunos cambios positivos, como la posibilidad de que los pasajeros se pongan directamente en contacto con la policía o los servicios de emergencia a través de la propia aplicación, pero los consideró insuficientes.

La compañía asegura sin embargo que desde entonces ha solventado todos los problemas en su aplicación móvil, lo que el juez Ikram dio por bueno.

El magistrado dijo además considerar que Uber no había recurrido los hallazgos hechos por TfL sino la afirmación de que no había tomado en serio los problemas de seguridad.

“Ahora parece estar a la vanguardia” en cuanto a la seguridad de sus servicios y ha hecho los esfuerzos necesarios, consideró el juez al explicar su decisión.

Los tribunales tienen que decidir ahora cuánto tiempo durará la nueva licencia que se conceda a Uber, que afirma tener 45.000 conductores y más de 3,5 millones de clientes en la capital británica.

(Reuters)
(Reuters)

Esta no es la primera batalla legal entre Uber y la ciudad de Londres. Ya en septiembre de 2017, la municipalidad había privado al gigante estadounidense de su licencia por motivos de seguridad, pero Uber siguió operando a la espera de la decisión de un tribunal de apelación que en junio de 2018 le dio la razón, concediéndole una licencia de 15 meses.

Uber, que ya ha sido vetada de ciudades como Barcelona y se ha enfrentado a la justicia de varios países, era acusada con regularidad en Londres de problemas de seguridad, como agresiones a sus usuarios o sus chóferes.

Esto contribuyó a ensombrecer una reputación también marcada por las polémicas sobre la insuficiente remuneración de sus conductores y una competencia que los taxistas tradicionales consideran desleal.

Londres es uno de los mayores mercados mundiales de Uber y si pierde aquí definitivamente su licencia tendría graves consecuencias para sus ya maltrechas finanzas. Las acciones de Uber subían un 6% en las transacciones previas a la apertura del mercado bursátil en EEUU tras la decisión.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

En 3 minutos, Uber despidió a 3.500 empleados a través de una videollamada

MAS NOTICIAS