La ONU exigió una investigación “imparcial, independiente y transparente” sobre las explosiones en Beirut

La oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, advirtió que “sólo una rápida respuesta internacional y un compromiso sostenido evitará que se pierdan más vidas”

Miembros del equipo forense caminan cerca de los escombros en el lugar de la explosión del martes pasado, en la zona portuaria de Beirut, Líbano, 7 de agosto de 2020 (Reuters)
Miembros del equipo forense caminan cerca de los escombros en el lugar de la explosión del martes pasado, en la zona portuaria de Beirut, Líbano, 7 de agosto de 2020 (Reuters)

La oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha reclamado este viernes una investigación "imparcial, independiente y transparente" en torno a las "horribles" explosiones del martes en el puerto de la capital de Líbano, Beirut, que han dejado más de 150 muertos y 5.000 heridos.

“Los llamamientos de las víctimas para que haya rendición de cuentas deben ser escuchados, incluidos a través de una investigación imparcial, independiente, exhaustiva y transparente”, ha dicho el portavoz de Bachelet, Rupert Colville.

Así, ha subrayado que “con grandes partes de la ciudad inhabilitadas para residir en ellas, el principal puerto del país prácticamente destruido y el sistema sanitario de rodillas, la situación es dura”, por lo que ha incidido en la necesidad de que la comunidad internacional “dé un paso al frente y ayude a Líbano y a su pueblo en este momento de crisis”.

El momento de la explosión

“Sólo una rápida respuesta internacional y un compromiso sostenido evitará que se pierdan más vidas”, ha dicho, antes de recordar que Bachelet advirtió hace un mes de que la situación en Líbano “se estaba saliendo de control” y pidió “reformas urgentes” y “hacer frente a las necesidades esenciales como el alojamiento, la comida, la electridad, la sanidad y la educación”.

"Mientras la ciudad y el país se reconstruyen, la necesidad de proteger los derechos de los más pobres y vulnerables a través de una acción y reforma colectiva va a ser más importante que nunca", ha subrayado.

Por último, ha argüido que “este suceso trágico debe ser un punto de inflexión para que los líderes del país superen los estancamientos políticos y hagan frente a las demandas de la población, planteadas por primera vez durante las protestas de octubre de 2019”.

El presidente de Líbano, Michel Aoun, ha aclarado este viernes que aún no descarta la posibilidad de que una “interferencia externa” fuera la causa de las explosiones, si bien la principal hipótesis es que fueron provocadas por material explosivo mal almacenado, al tiempo que ha descartado una investigación internacional.

Las explosiones han tenido lugar en un momento en el que Líbano atraviesa una grave crisis económica -la peor desde la guerra civil (1975-1990)- y se teme que la destrucción ocasionada por las mismas impacten directamente en la importación de alimentos y otros productos básicos.

Desaparecidos

Al menos 60 personas continúan desaparecidas tras la explosión de grandes proporciones que el pasado martes devastó parte de Beirut y que ha causado hasta el momento 154 muertos y 5.000 heridos, de acuerdo con una fuente del Ministerio de Salud.

El portavoz señaló este sábado que tienen constancia de 60 desaparecidos aunque reconoció que aún siguen revisando las cifras. ”Hay 25 cuerpos no identificados pero no estamos seguros de si están dentro de los 60 desaparecidos o no”, dijo.

Miembros del equipo de rescate francés con perros caminan en el lugar de la explosión del martes, en la zona portuaria de Beirut, Líbano, 7 de agosto de 2020. REUTERS/
Miembros del equipo de rescate francés con perros caminan en el lugar de la explosión del martes, en la zona portuaria de Beirut, Líbano, 7 de agosto de 2020. REUTERS/

De acuerdo con el último balance oficial difundido el viernes por el Ministerio de Salud, 154 personas han fallecido y más de 5.000 resultaron heridas.

Alrededor de 120 de los heridos están en situación grave de salud y según el ministerio un 20% de los lesionados han debido ser hospitalizados.

El martes un incendió originado por causas que aún se investigan en un almacén del puerto de la capital donde se guardaban casi 3.000 toneladas de nitrato de amonio provocó una enorme explosión y una onda expansiva que alcanzó a las viviendas a más de 5 kilómetros de distanciaDecenas de miles de personas han quedado sin vivienda, y muchas de ellas están recibiendo ayuda de las organizaciones internacionales que han levantado carpas en la zona afectada.

Hasta el momento el director general de Adunas ha sido detenido y el director del puerto permanece en arresto domicilio, al igual que al menos otras 15 personas, mientras continúa la investigación para determinar las causas del siniestro.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Habló Boris Prokoshev, el capitán del misterioso barco que llevó el nitrato de amonio a Beirut: “El gobierno libanés provocó esta situación”

Un experto en terrorismo internacional, tras las explosiones en Beirut: “Hezbollah ha enfadado a más gente... que ya estaba muy enfadada”



MAS NOTICIAS