Colocaron el último tramo del nuevo puente de Génova, construido en tiempo récord luego del derrumbe del anterior

El puente, diseñado por el célebre arquitecto genovés Renzo Piano, aún tiene que ser pavimentado y ver la instalación de paneles solares y cortavientos transparentes. También tendrá que ser sometido a las pruebas de resistencia. La inauguración está prevista para julio, casi dos años después del derrumbe que dejó 43 muertos

La sección final del nuevo puente de Génova se instala en su lugar, completando la reconstrucción de la estructura casi dos años después del colapso del puente Morandi que mató a 43 personas en Génova, Italia, 28 de abril de 2020. (REUTERS / Massimo Pinca)
La sección final del nuevo puente de Génova se instala en su lugar, completando la reconstrucción de la estructura casi dos años después del colapso del puente Morandi que mató a 43 personas en Génova, Italia, 28 de abril de 2020. (REUTERS / Massimo Pinca)

El último tramo del nuevo puente de Génova, construido en tiempo récord para reemplazar el viaducto que se derrumbó en 2018 y causó la muerte de 43 personas, fue colocado este martes, mientras Italia se encuentra en crisis por la pandemia de coronavirus.

Símbolo de la capacidad de recuperación de todo un país, el nuevo puente se terminó de construir en pleno confinamiento por el virus, que ha causado la muerte de más de 27.000 personas.

“Hoy cerramos una herida. Italia demuestra que sabe sobreponerse a las tragedias”, aseguró el jefe de gobierno Giuseppe Conte, que rindió homenaje en Génova también a los muertos.

El primer ministro Giuseppe Conte (Filippo Attili/Palazzo Chigi via REUTERS)
El primer ministro Giuseppe Conte (Filippo Attili/Palazzo Chigi via REUTERS)

“No los vamos a olvidar. Esta tragedia no se debe repetir”, dijo.

“Hemos demostrado que se pueden realizar grandes obras de calidad en plazo récord y en total seguridad”, explicó por su parte Pietro Salini, dirigente de la firma Salini Impregilo constructora del nuevo puente junto con el grupo público naval italiano Fincantieri.

“Estamos colocando los últimos 40 metros. Todos somos conscientes del peso simbólico que constituye este nuevo viaducto que cierra una herida de Génova”, reconoció en un editorial el influyente diario Il Corriere della Sera.

REUTERS/Massimo Pinca
REUTERS/Massimo Pinca

El último tramo del viaducto, de aproximadamente 1 km de largo, que une la ciudad, fue colocado este martes.

Apertura prevista para finales de julio

El puente aún tendrá que ser pavimentado y se instalarán paneles solares y cortavientos transparentes. También tendrá que ser sometido a las pruebas de resistencia.

“Calculamos que a finales de julio los primeros vehículos cruzarán el puente”, explicó Pietro Salini.

REUTERS/Massimo Pinca
REUTERS/Massimo Pinca

El 14 de agosto de 2018, bajo una lluvia torrencial, el puente Morandi, que lleva el nombre del ingeniero que lo diseñó en la década del 60, uno de los ejes esenciales para el comercio con Francia pero también para los viajes turísticos, se derrumbó sepultando decenas de vehículos, causando la muerte en total de 43 personas, entre ellos cuatro niños.

Inaugurado en 1967, el puente presentó por mucho tiempo serios problemas estructurales, que implicaban costosos trabajos de mantenimiento.

Su colapso sacó a la luz el estado ruinoso de varias infraestructuras en Italia, enlutó a la ciudad y la privó además de una arteria estratégica.

La imagen símbolo de la tragedia (REUTERS/Stefano Rellandini/archivo)
La imagen símbolo de la tragedia (REUTERS/Stefano Rellandini/archivo)

El nuevo puente fue diseñado por el célebre arquitecto Renzo Piano, nacido en Génova, autor entre otros del Centro Pompidou y el nuevo Palacio de Justicia en París y de la Torre The Shard en Londres.

Blanco y aerodinámico, Piano diseñó una estructura de unos 1.067 metros de largo, inspirada justamente en la historia marítima de la localidad.

(Filippo Attili/Oficina de prensa de Palazzo Chigi via REUTERS)
(Filippo Attili/Oficina de prensa de Palazzo Chigi via REUTERS)

El puente tendrá la forma de un casco de un barco y será iluminado por 43 luces con la forma de las velas de un barco en honor de las víctimas.

Paralelamente, prosiguió la batalla legal por la tragedia, que según los familiares de las víctimas fue causada por la negligencia de la empresa encargada del mantenimiento, una subsidiaria del grupo Atlantia, de propiedad de la familia Benetton, el mayor concesionario de autopistas en Italia.

“El puente Morandi (...) se derrumbó porque no lograba estar en pie”, resumió en agosto de 2019 el fiscal de Génova, Francesco Cozzi.

El juicio será una empresa titánica: 74 personas están siendo investigadas, incluido los gerentes de varias compañías del grupo Benetton, funcionarios y administradores asesorados por más de 100 abogados, 120 expertos legales, 75 testigos y toneladas de documentos.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Así era la estructura del puente Morandi que se derrumbó en Génova

Las impactantes imágenes de la demolición del puente Morandi a diez meses del derrumbe que causó 43 muertos

MAS NOTICIAS