Thomas Motsoahae Thabane, primer ministro de Lesotho (Reuters)
Thomas Motsoahae Thabane, primer ministro de Lesotho (Reuters)

El primer ministro de Lesotho anunció este jueves que renunciará al cargo el 31 de julio, luego de que trascendiera que será finalmente acusado por el crimen de su ex esposa, un complejo caso que ha llevado a su propio partido a presionarlo para que dimita.

“Me retiraré como Primer Ministro en el último día de julio”, dijo Thomas Thabane, de 80 años, en un comunicado difundido por radio.

Horas antes la policía de Lesotho había anunciado que el premier sería acusado el viernes por el asesinato de su ex esposa Lilopelo Thabane, baleada dos días antes de asunción por segunda vez como presidente en 2017.

“Se acordó con su abogado que él se presentará ante la corte para ser formalmente acusado de asesinato”, dijo el subcomisionado de la policía Paseka Mokete a la AFP.

Lilopelo tenía 58 años al momento de ser asesinada por asaltantes desconocidos frente a su casa en las afueras de Maseru, capital de Lesotho.

Ella y Thabane estaban atravesando un duro divorcio en aquel momento, y tras la muerte de la mujer el primer ministro volvió a casarse con Maesaiah, de 42 años.

La muerte de Lilopelo sacudió al pequeño reino montañoso de Lesotho, rodeado completamente por Sudáfrica.

“Debe quedar claro que esta acusación no significa necesariamente que él estaba presente al momento de su muerte, si no que los que la mataron actuaban en coordinación con él”, señaló Mokete.

El martes, la propia Maesaiah se había presentado ante la misma corte para ser imputada también por el asesinato de Lilopelo.

“Fue acusada de asesinato bajo un propósito común, aunque no haya sido ella la que apretó el gatillo aunque personas que actuaban bajo su consentimiento sí lo hicieron”, destacó Mokete.

Maesaiah, segunda esposa de Thabane y también acusada del asesinato de Lilopelo (REUTERS/Sumaya Hisham)
Maesaiah, segunda esposa de Thabane y también acusada del asesinato de Lilopelo (REUTERS/Sumaya Hisham)

El caso cobró impulso luego de que emergieran nuevas pruebas a principios de enero, con una carta del jefe de la policía de Lesotho en la que señala que el teléfono móvil del primer ministro aparece en unas grabaciones del día del crimen.

Algunos miembros del partido gobernante All Basotho Convention (ABC) acusaron al primer ministro de obstaculizar las investigaciones del asesinato y pidieron su renuncia.

En ese contexto Thabane había consentido en dimitir en algún momento, alegando que su avanzada edad era la razón, pero no había dado una fecha, hasta este jueves.

Semanas atrás, el primer ministro también accedió a ser interrogado por la policía sobre el homicidio.

En esa ocasión cientos de seguidores de la oposición se manifestaron en las calles de Maseru en el día en que el primer ministro fue interrogado por la policía, pidiéndole que dimitiera inmediatamente.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: