Las imágenes submarinas nunca vistas de una aterrador naufragio en el Ártico hace 174 años: una tragedia congelada en el tiempo

Investigadores en Canadá hicieron públicas nuevas imágenes este miércoles de la exploración realizada al naufragio del HMS Terror que se hundió en 1845 en la que murieron el famoso capitán británico John Franklin y su tripulación de 129 hombres.

Los restos parecen "congelados en el tiempo" gracias a las aguas frías y profundas de Terror Bay en Nunavut, Canadá, donde han permanecido intactas desde hace 174 años bajo una capa de limo que ha preservado artefactos como mapas, botellas, camarotes, registros e instrumentos científicos, según reveló el registro en video del los investigadores de Parks Canada en conjunto con investigadores inuit.

En la inmersión de los buzos también se ocupó un vehículo operado a distancia (ROV) que recopiló fotos y videos, en lo que la agencia describe como "una de las empresas arqueológicas submarinas más grandes y complejas de la historia de Canadá".

Los investigadores utilizaron el ROV para explorar 20 cabañas y compartimentos en el barco, la primera vez que se exploró sistemáticamente el interior del HMS Terror, según un comunicado de Parks Canada.

El naufragio HMS Terror quedó intacto tras 174 años hundido en las frías aguas de Canadá  Foto: Captura de pantalla
El naufragio HMS Terror quedó intacto tras 174 años hundido en las frías aguas de Canadá  Foto: Captura de pantalla

La cabina del capitán es el mayor tesoro, y también la parte mejor conservada de la cubierta inferior, con gabinetes de mapas cerrados, un trípode y un par de termómetros ya identificados.

Detrás de una puerta cerrada se encuentran los dormitorios del capitán, la única parte de la cubierta inferior que los arqueólogos no pudieron explorar.

El equipo cree que los documentos escritos se habrán conservado porque la temperatura del agua es de cero grados centígrados o inferior, no hay luz natural y la sedimentación ayuda a preservar el material orgánico como el papel al crear un ambiente donde hay menos oxígeno presente.

El barco tiene 20 habitaciones que se han mantenido bien conservadas durante 174 años Foto: captura de pantalla
El barco tiene 20 habitaciones que se han mantenido bien conservadas durante 174 años Foto: captura de pantalla

Los arqueólogos subacuáticos dijeron que los hallazgos superaron las expectativas.

Marc-André Bernier, gerente de arqueología subacuática en Parks Canada, dijo que la condición de la cabina del capitán supera con creces las
expectativas.

"No solo los muebles y gabinetes están en su lugar, los cajones están cerrados y muchos están enterrados en limo, encapsulando objetos y documentos en las mejores condiciones posibles para su supervivencia", dijo Bernier en un comunicado.

La temperatura el agua ha permitido que se converve bien la mayor parte del barco Foto: Captura de pantalla
La temperatura el agua ha permitido que se converve bien la mayor parte del barco Foto: Captura de pantalla

"Cada cajón y otro espacio cerrado será un tesoro de información sin precedentes sobre el destino de la Expedición Franklin".

El equipo obtuvo imágenes de más del 90% de la cubierta inferior del barco, incluidas las viviendas.

Las placas y otros artefactos se encuentran en los estantes al lado de una mesa donde los miembros de la tripulación de menor rango habrían comido en el HMS Terror, en Terror Bay, frente a la Isla Rey William, Nunavut.

Los investigadores ahora analizarán los descubrimientos en HMS Terror para obtener una mejor comprensión de lo que sucedió a bordo del barco, y esperan construir una imagen de las vidas de los miembros de la tripulación.

Los restos preservan una historia de desesperación, muerte y canibalismo

En 1845, el HMS Erebus y la embarcación que lo acompañaba, el HMS Terror partieron de Inglaterra en busca del codiciado Pasaje del Noroeste. Pero la famosa y vigilada expedición terminó en desastre, con los 129 miembros de la tripulación sucumbiendo a los elementos hostiles del Ártico.

Excavaciones recientes en las islas cercanas sugieren que una combinación de escorbuto, hipotermia y potencialmente canibalismo mató a la tripulación después de abandonar los dos buques varados. Múltiples expediciones para recuperar los barcos y los restos de la tripulación resultaron inútiles.

Los objetos, botellas y cajones se encuentran bien conservados Foto: Captura de pantalla
Los objetos, botellas y cajones se encuentran bien conservados Foto: Captura de pantalla

Durante generaciones, la historia oral inuit ha contado sobre los dos barcos destrozados y los marineros varados. Durante mucho tiempo ignorado por los arqueólogos occidentales, la historia fue reivindicada cuando los historiadores inuit ayudaron a descubrir los sitios de descanso finales del Erebus en 2014 y el Terror en 2016.

MAS NOTICIAS