El presidente ruso Vladimir Putin y su par turco, Recep Tayyip Erdogan, inauguraron este martes el Salón Internacional Aeroespacial MAKS 2019 en Moscú, el evento más importante de este tipo realizado en Rusia donde se exhiben los últimos desarrollos aeronáuticos y de Defensa del país.

El encuentro bienal se realiza en el aeropuerto internacional Zhukovsky, en las afueras de la capital rusa, y continuará hasta el 1 de septiembre. Se trata de la edición número 25 del evento que comenzó en 1992, un año después de la caída de la Unión Soviética.

Cazas furtivos de última generación Sukhoi Su-57 en formación durante el Maks 2019 (Alexander NEMENOV/AFP)
Cazas furtivos de última generación Sukhoi Su-57 en formación durante el Maks 2019 (Alexander NEMENOV/AFP)

Aunque en sus inicios el foco estuvo centrado en el espectáculo aéreo y la exhibición de los principales desarrollos en Defensa rusos, en los últimos años el MAKS se ha convertido en un importante foro de negocios donde se negocian contratos tanto en los mercados civiles como militares.

Turquía, por su parte, se ha convertido en uno de los más importantes compradores de equipo militar ruso en los últimos años, tras la adquisición del avanzado sistema de defensa antiaérea S-400, y en los últimos meses han crecido las especulaciones sobre la posible adquisición de más equipamiento, lo cual ha generado una escalada de preocupaciones y tensiones en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), a la que Ankara pertenece.

El Sukhoi Su-57 tuvo su bautismo de fuego en Siria en 2018. Ahora Rusia espera poder exportar la versión “E” (Alexander NEMENOV/AFP)
El Sukhoi Su-57 tuvo su bautismo de fuego en Siria en 2018. Ahora Rusia espera poder exportar la versión “E” (Alexander NEMENOV/AFP)

En este contexto, el presidente Erdogan se convirtió en invitado de honor de Putin e incluso fue llevado a conocer de cerca el nuevo caza furtivo ruso Sukhoi Su-57E, versión de exportación de la aeronave de última generación que Moscú está promocionando como alternativa "low cost" a los Lockheed Martin F-35 Lithning II ofrecidos por Estados Unidos, y que fue presentada en el MAKS 2019.

De hecho, Turquía había cerrado un acuerdo para modernizar su fuerza aérea precisamente con la compra de los F-35, pero la operación finalmente fue suspendida por Estados Unidos tras la llegada de los S-400 al país, lo que motivó en Washington el temor a que técnicos rusos tuvieran acceso a la tecnología del avión furtivo de Lockheed Martin.

Un Mig-31 en primer plano, parte de la exhibición de aviones rusos en Moscú (Alexander NEMENOV/AFP)
Un Mig-31 en primer plano, parte de la exhibición de aviones rusos en Moscú (Alexander NEMENOV/AFP)

En numerosas fotos y videos distribuidos por medios rusos y agencias internacionales pudo verse a Erdogan y Putin observando la cabina del Su-57E y conversando con un presunto piloto.

Además, la agencia turca Anadolu indicó que el líder ruso propuso "unir esfuerzos" en la construcción de aeronaves, sin aportar más detalles.

El Su-57 tuvo su bautismo de fuego en Siria en 2018, durante una serie de evaluaciones bajo condiciones reales realizadas en el marco de la intervención militar rusa en apoyo del dictador Bashar al Assad, en guerra contra numerosos grupos rebeldes desde 2011.

La feria aeronáutica MAKS 2019 es la más importante de Rusia (Alexander NEMENOV/AFP)
La feria aeronáutica MAKS 2019 es la más importante de Rusia (Alexander NEMENOV/AFP)

A pesar de los recientes acercamientos entre Turquía y Rusia, lo cierto es que ambos países apoyan actores diferentes en esa guerra civil. Ankara ha protegido y asiste desde hace años a las Fuerzas Democráticas Sirias (FSA) que ocupan territorios en Idlib y se enfrentan a Damasco.

Así, Putin y Erdogan mantendrán este martes una reunión a puertas cerradas sobre la situación en Siria.

Turquía estaría interesado encontrar un reemplazo para los F-35 estadounidenses, la compra de los cuales debió ser cancelada por cuestiones geopolíticas (Maxim Shipenkov/REUTERS)
Turquía estaría interesado encontrar un reemplazo para los F-35 estadounidenses, la compra de los cuales debió ser cancelada por cuestiones geopolíticas (Maxim Shipenkov/REUTERS)

Inmediatamente después Moscú aceleró el proceso de promoción de la aeronave para el mercado de exportación. Los países más interesados hasta el momento son India, que ya opera varias aeronaves rusas, Vietnam y recientemente Turquía, a pesar de las críticas de la OTAN.

Durante el MAKS 2019 también se exhibirán el transporte Ilyushin Il-112 y los helicópteros Mi-38T y Mi-26T2V, entre otras aeronaves militares, según indicó la cadena estatal rusa RT.

Erdogan fue el invitado de honor de Putin y participó de la apertura de la feria MAKS 2019 (Maxim Shipenkov/REUTERS)
Erdogan fue el invitado de honor de Putin y participó de la apertura de la feria MAKS 2019 (Maxim Shipenkov/REUTERS)

Para el mercado civil, en cambio, se presentará el nuevo avión comercial de alcance medio Irkut MS-21-300, destinado a competir con los Boeing 737 MAX estadounidenses y los Airbus A320NEO europeos cuando entre en servicio en 2021.

Desarrollada por Yakolev, la aeronave puede transportar 163 pasajeros a una distancia máxima de 6.000 kilómetros y ya está siendo esperada por numerosas aerolíneas rusas, aunque aún no tiene pedidos fuera del país.

Un Mig-29 en el salón Maks 2019 (Alexander NEMENOV/AFP)
Un Mig-29 en el salón Maks 2019 (Alexander NEMENOV/AFP)

La presentación del Irkut MS-21-300 llega en un duro momento para la industria aerocomercial rusa, golpeada este año por el accidente del moderno Sukhoi Superjet 100 ocurrido en mayo, que dejó un saldo murieron 41 personas.

Durante el MAKS 2019 también habrá demostraciones aéreas e incluso un show de acrobacia. Entre el 27 y el 29 de agosto la feria estará destinada a los negocios y cerrada al público en general, que podrá asistir entre el 30 de agosto y el 1 de septiembre.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: