El petrolero iraní Grace 1 tras ser capturado (Reuters/ Jon Nazca)
El petrolero iraní Grace 1 tras ser capturado (Reuters/ Jon Nazca)

Las autoridades de Gibraltar permitieron este jueves la salida del buque petrolero iraní que retenían desde principios de julio, acusado de llevar petróleo a Siria pese a las prohibiciones de la Unión Europea, a pesar de que Estados Unidos había solicitado requisar la nave en el marco de las sanciones que ha impuesto al régimen persa.

El Grace 1 fue capturado por infantería de la Marina Real del Reino Unido el 4 de julio, en medio de una escalada de tensiones entre Londres y Teherán. Poco días después, el régimen persa incautó al petrolero británico Stena Impero en el Estrecho de Ormuz en represalia.

La liberación del buque estaba programada para este jueves, por lo que Estados Unidos se movilizó a último minuto y realizó más temprano un pedido formal para mantenerlo apresado, como había reportado la agencia AFP.

Pero el juez Anthony Dudley negó haber recibido el pedido, y procedió a liberar al Grace 1, de acuerdo con el Gibraltar Chronicle.

Según este medio el gobierno de Gibraltar dijo tener evidencias sólidas que indicarían que el buque efectivamente llevaba petróleo a Siria cuando fue capturado al entrar en las aguas territoriales de este enclave británico en el Mar Mediterráneo.

Sin embargo, las autoridades aseguran haber recibido un compromiso por escrito del Gobierno iraní de que el petrolero no descargará en Siria. Por tanto el ministro en jefe de Gibraltar, Fabian Picardo, decidió levantar la orden de detención y permitir al buque zarpar, y el juez Dudley no dio curso a ningún pedido de terceras partes.

No estaba claro cuándo el Grace 1 estará listo para zarpar, ni tampoco si Estados Unidos prepara otro pedido para intentar retener al buque.

La decisión llega en medio de fuertes rumores sobre una negociación secreta entre Teherán y Londres para intercambiar petroleros, en este caso el Grace 1 contra el Stena Impero detenido en el Golfo Pérsico, lo cual en un principio no fue negado ni confirmado por las partes.

Infantes de marina británicos a bordo del Grace 1 (Ministerio de Defensa)
Infantes de marina británicos a bordo del Grace 1 (Ministerio de Defensa)

Los infantes de marina de la Armada británica junto a oficiales de Gibraltar interceptaron e incautaron el buque el 4 de julio, cuando intentaba cruzar el estrecho presuntamente en dirección a Siria y cargado con petróleo, lo cual la Unión Europea prohíbe por el contexto de la guerra civil en ese país.

Poco después el régimen de Irán respondió incautando un buque británico, el Stena Impero, en el Estrecho de Ormuz sobre el Golfo Pérsico, lo que dio inicio a una escalada de tensiones y una "guerra de petroleros", con acusaciones cruzadas y actos de sabotaje contra el comercio internacional de crudo en Medio Oriente.

Las tensiones también llevaron a que Estados Unidos y el Reino Unido ampliaran su presencia militar en la zona, desplegando numeroso buques de guerra y apoyo para ofrecer protección y prestar escolta a los petroleros.

La situación se da en medio de un rápido deterioro de las relaciones entre la comunidad internacional e Irán en los últimos tiempos, luego de que en 2018 Estados Unidos saliera unilateralmente del acuerdo nuclear firmado con 2015, y Teherán acusara a los restantes signatarios del tratado de no hacer lo suficiente para mantener sus principales postulados.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: