Theresa May (AFP)
Theresa May (AFP)

Si el Parlamento británico rechaza el borrador del acuerdo sobre el Brexit, la situación en el Reino Unido podría desencadenar en el voto de "no confianza" contra la primer ministra Theresa May, en una elección anticipada o, incluso, en un nuevo referéndum popular para volver a testear la voluntad popular de salir del bloque continental.

En principio, los sondeos de los medios británicos indican que la semana que viene la cámara rechazaría el texto de 585 páginas que presentó el gobierno y que le costó ya la renuncia de dos ministros -el encargado del mismo Brexit entre ellos- y otros siete funcionarios de alto nivel.

Los seis escenarios posibles si se rechaza el borrador del Brexit

1- Tres semanas para buscar otro acuerdo

La primera ministra británica, Theresa May, enfrenta una enorme tarea para obtener la aprobación parlamentaria, dado que muchos ya han dicho que no votarán por ella.

Si los estados miembros de la Unión Europea firman el borrador del acuerdo el 25 de noviembre, el gobierno tendrá que ganarle a los parlamentarios en una votación crucial a principios de diciembre.

Si May pierde la votación, tiene 21 días para presentar un nuevo plan. Si gana, estará a salvo por el momento.

2- Que May retire el proyecto de acuerdo actual

La primera ministra podría decidir intentar renegociar con la Unión Europea. El problema es que esto enfurecería a sus legisladores y a Bruselas.

El Parlamento británico (Getty Images)
El Parlamento británico (Getty Images)

3- Que se extienda el artículo 50

May podría pedirle al Consejo Europeo que le de más tiempo para llegar a un acuerdo que pueda ser aprobado por el Parlamento. Por ahora, el Reino Unido se irá del bloque el 29 de marzo de 2019.

Tal solicitud no sería necesariamente concedida. Algunos gobiernos de la Unión Europea están bajo la presión de los partidos populistas para sacar al Reino Unido del bloque lo antes posible.

4- Que los parlamentarios conservadores introduzcan un voto de no confianza contra May

Si los parlamentarios conservadores creen que May no debe continuar en el cargo, podrían impulsar un "voto de no confianza". Esta votación podría llevarse a cabo tan pronto como la próxima semana.

Si May gana, no puede ser obligada a dejar el cargo por al menos 12 meses. Si pierde, habrá un concurso de líderes para decidir quién se convertirá en  primer ministro.

El 23 de junio de 2016 Inglaterra votó por la salida del país de la Unión Europea (Getty)
El 23 de junio de 2016 Inglaterra votó por la salida del país de la Unión Europea (Getty)

5- Elecciones generales

Si May no consigue apoyo para el acuerdo actual, podría convocar una elección general rápida. El comicio tendría que ser aprobada por dos tercios de los parlamentarios. Luego se fijaría la fecha, que podría ser a fines de enero.

Los expertos señalan que esta es una opción poco probable. La credibilidad política de May se vio gravemente dañada cuando convocó una elección rápida en 2017, lo que llevó a la pérdida de la mayoría del partido conservador.

Alternativamente, podría convocarse una elección general si una mayoría simple de los parlamentarios vota que no tienen confianza en el gobierno.

6- Un segundo referéndum

May podría decidir que es imposible encontrar un borrador de acuerdo que sea aprobado por el parlamento e ir a la votación popular.

El voto significativo podría modificarse para permitir que los parlamentarios voten si el país celebra un segundo referéndum. No está claro si suficientes parlamentarios respaldarán un segundo referéndum y May ya lo ha descartado.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: