Luis Francisco Ladaria Ferrer (AP)
Luis Francisco Ladaria Ferrer (AP)

El Vaticano evitó que el cardenal español Luis Francisco Ladaria Ferrer, prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, comparezca ante un tribunal francés que va a juzgar un presunto encubrimiento de casos de pederastia por el que está imputado el arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin.

La Santa Sede apeló a la inmunidad diplomática del prelado español para evitar su comparecencia, tal y como se desprende de la notificación enviada el pasado 17 de septiembre por la Secretaría de Estado vaticana al Ministerio de Exteriores francés, que fue consultada por la agencia EFE.

La asociación de víctimas de pederastia en la diócesis de Lyon "La parole liberée" considera fundamental la presencia de Ladaria en el proceso.

El caso

En 2015, el arzobispo Babarin consultó a Ladaria qué debía hacer ante las denuncias de actos de pederastia cometidos a principios de la década de 1990 por el cura Bernard Preynat, en el centro de este procedimiento.

El arzobispo Philippe Barbarin, acusado de encubrimiento (Reuters)
El arzobispo Philippe Barbarin, acusado de encubrimiento (Reuters)

Según un documento requisado durante la instrucción por la justicia francesa en el arzobispado lionés, el cardenal español pidió "evitar todo escándalo público" a la hora de tratar esos casos.

"Es crucial que (Ladaria) explique por qué ordenó al arzobispo que ocultara los casos", resaltó el presidente de "La parole liberée", François Davaux.

Pero el Vaticano considera que el cardenal español actuó dentro de sus "funciones soberanas" y, por tanto, está protegido por la "inmunidad penal".

"La Santa Sede recuerda el principio de inmunidad funcional que el derecho internacional reconoce a los agentes públicos por actos cometidos en nombre de un organismo soberano", explicó la secretaría de Estado vaticana en su respuesta al Ministerio de Exteriores galo.

"Sistema para proteger la pederastía"

Para Davaux, el hecho de que el prelado español "huya de la justicia" muestra que "el Vaticano teme que los tribunales les consideren culpables de haber cubierto durante años los casos de pederastia".

"Han creado un sistema que permite proteger la pederastia y hay un Estado que protege ese sistema", se quejó.

La causa fue sobreseída en 2016 al considerar la Fiscalía que las acusaciones contra Barbarin habían prescrito, pero la asociación se constituyó en acusación particular y logró mantener abierto el procedimiento.

La vista debía celebrarse en abril pasado, pero el tribunal la aplazó a enero de 2019 para dar tiempo a notificar la citación a Ladaria, una fecha que se mantiene pese a la negativa del Vaticano a permitir el testimonio del cardenal español.

Medio centenar de víctimas de Preynat figuran en la acusación particular representados por "La parole liberée", que ha logrado identificar hasta a 80 afectados.

El religioso, que durante años trabajó con jóvenes en la diócesis lionesa, reconoció las agresiones sexuales en septiembre de 2014.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: