Probablemente pocos conozcan al autor detrás de la novela "El Marciano", convertida en una verdadera película de culto para los amantes de la ciencia ficción, pero Andy Weir ha vuelto a revolucionar a la comunidad literaria con un nuevo libro que ahora explora la posibilidad de un futuro cercano con colonias en la Luna.

La nueva novela titulada Artemis presume de un alto nivel de realismo tanto científico como económico que hace de la narrativa una creíble, dado que el autor se basó en cálculos de la vida real para estimar que en sólo unas décadas el hombre podría tomarse una vacaciones de dos semanas en el mencionado satélite por un costo estimado de USD 70 mil.

A diferencia de la novela que inspiró la película protagonizada por Matt Damon, en la que un botánico lucha por sobrevivir en las circunstancias menos favorables, el autor reconocido por el periódico New York Times por su bestseller de ciencia ficción ahora decidió explorar una historia basada en la primera ciudad lunar a la que decidió llamar "Artemis".

Con el objetivo de que su novela sea lo mas realista posible, Weir plantea un argumento de tipo económico basado en la ciencia de las fuerzas del mercado y no en su imaginación. Su colonia es descripta como una atracción turística que también operará como un pueblo minero, lo que hará del lugar la locación para una nueva "fiebre" de un metal precioso a definir, pero en versión espacial.

Weir asegura que se basó en las ciudades turísticas del Caribe para darle forma a Artemis. "El dinero entra al sistema principalmente mediante el turismo. Por un lado tienes a los hoteles de lujo y de alta categoría y en otra parte el sitio donde residen quienes viven y trabajan allí" compartió el autor.

Su protagonista, una joven mujer llamada Jazz Bashara, es una contrabandista de poca monta que queda envuelta en un complot luego de intentar llevar adelante el crimen perfecto. En entrevista con NPR, Weir aseguró que "ella y su padre se mudaron a Artemis cuando sólo tenía seis años, por lo que ella no tiene mucha conexión con su Arabia Saudita natal". Weir agregó que se inspiró en sus amigos que son primera generación de norteamericanos, pero cuyos padres son inmigrantes.

El autor destaca que la Luna es el sitio obvio para que se construya la primera ciudad fuera de la Tierra, debido en gran parte a la relativa cercanía entre ambos. "Colonizar Marte antes que la Luna sería como si los británicos hubiesen colonizado América del Norte antes que Gales" compartió.

Al momento de encarar la "construcción" de Artemis, Weir asumió que muchos de los elementos necesarios para su desarrollo tendrían que ser tomados in situ por una cuestión logística y de costos. Basándose en estudios científicos que demuestran que en la superficie lunar abunda un mineral denominado anortita, el cual no necesita siquiera ser excavado, exploró en la novela el desarrollo de una refinería capaz de convertirlo en metal para ser usado en los distintos edificios lunares.

El pasado como ingeniero de software de Weir se ve claramente reflejado en sus obras y su primera novela se ganó la atención de la crítica al ser publicada por capítulos en su propio sitio web. Más tarde llegarían los contratos con la editorial Crown y la adaptación a la pantalla grande de "El Marciano".

Dado el éxito de su primera incursión en Hollywood, 20th Century Fox y New Regency ya han comprado los derechos de Artemis para llevarla al cine. "No quería dejar de poner el foco en el aspecto de ciencia ficción que amo, pero esta vez de forma mucho más compleja y con una narrativa enfocada en los personajes" dijo Weir al periódico LA Times.

En cuanto a los alimentos necesarios para la vida humana en la Luna, Weir compartió a la publicación tecnológica Wired que la mayoría de los víveres consumidos por los trabajadores serán de origen local. "Si todos los alimentos fuesen importados de la Tierra, aquellos de menos recursos no podrían comer. Por lo que pensé en crear el 'gunk', un alga que puede ser cultivada en el satélite mismo. A pesar de no ser deliciosa, es rica en nutrientes y puede tener distintos sabores" compartió Weir.

En definitiva, mientras que "El Marciano" centraba su historia en la lucha del hombre contra la naturaleza con el foco puesto en la supervivencia, "Artemis" es más una historia criminal con un componente de gran misterio. 

LEA MÁS: