Eclipse total de Luna: todo lo que debes saber para verlo este 26 de mayo

El doctor Raúl Mújica, astrónomo del INAOE y del Comité Nacional Noche de las Estrellas, nos explicó los detalles para observar el fenómeno desde México

La sombra de la Tierra se divide en dos partes: la penumbra, más tenue y amplia, y la umbra, más oscura y estrecha. Durante un eclipse de Luna, el satélite ingresa en la umbra y se tiñe de color rojo, tal y como se aprecia en el esquema (GIF: Jovani Pérez/Infobae México)
La sombra de la Tierra se divide en dos partes: la penumbra, más tenue y amplia, y la umbra, más oscura y estrecha. Durante un eclipse de Luna, el satélite ingresa en la umbra y se tiñe de color rojo, tal y como se aprecia en el esquema (GIF: Jovani Pérez/Infobae México)

Al fin, terminó la espera. Después de dos años sin suerte, en la madrugada de este miércoles 26 de mayo podremos contemplar un eclipse total de Luna.

Durante esa noche, el Sol, la Tierra y el satélite se alinearán. En su recorrido por el espacio, la Luna llena atravesará la sombra de nuestro planeta y se introducirá en la parte más oscura, llamada umbra. Al hacerlo, el astro perderá su color gris perla habitual y se teñirá de rojo intenso, en un espectáculo que podrá verse desde México.

Para poder seguir el evento, que durará unas cinco horas, el doctor Raúl Mújica, astrónomo del INAOE y miembro del Comité Nacional Noche de las Estrellas, explicó en entrevista con Infobae México todas las claves y recomendaciones necesarias. Con estos datos podremos seguir la función, aunque no seamos expertos ni contemos con instrumentos profesionales de observación.

“En la madrugada del próximo 26 de mayo vamos a tener la oportunidad de observar un eclipse total de Luna. Es un fenómeno que aunque sucede frecuentemente, un par de veces al año digamos, hacía más de dos años que no ocurría”, comenzó el astrónomo.

Además, el espectáculo será aún más especial porque coincidirá con una superluna. Es decir, el satélite estará en fase llena y muy próximo al perigeo, el punto de su órbita más cercano a la Tierra. Por este motivo, se verá más grande y brillante de lo habitual.

¿Qué es un eclipse total de Luna?

Cuentan los libros de Chilam Batam que los antiguos mayas sentían terror por los eclipses totales de Luna.

Según relatan estos códices, escritos entre los siglos XVI y XVII por autores anónimos, para esta civilización prehispánica los eclipses eran un signo de mal augurio.

Cuando la esfera perla se teñía de rojo, pedían a las mujeres quedarse en casa y no exponerse al brillo del satélite, pues pensaban que su luz estaba cargada de energías negativas y podía afectar a la fecundidad. Además, creían que la Luna carmesí vaticinaba horrores, como períodos de sequía, tiempos de guerra o la muerte de las cosechas del maíz.

Para los mayas, estos eventos celestes se producían por un conflicto entre sus dioses. Pensaban que el Sol, enojado, atacaba a la Luna y la mordía, y esta cólera divina los aterraba.

Más allá de los mitos y leyendas que surgieron en diferentes culturas para explicar el fenómeno, hoy conocemos la razón científica que hay detrás de los eclipses de Luna. Estos se producen cuando el Sol, la Tierra y el satélite se alinean en sus órbitas. Entonces, la esfera de color perla atraviesa la sombra de nuestro planeta, que se divide en dos componentes: la umbra y la penumbra.

“La penumbra es una sombra más tenue, digamos, es un cono amplio. Y más adentro hay un cono más angosto que se llama la umbra, y que es más oscuro”, explica el doctor Mújica.

En un eclipse total, el satélite entra en la umbra, es decir, en la zona más opaca y estrecha de la sombra terrestre. Al ingresar en este cono interior, el astro se tiñe de colores cálidos y por este motivo se le conoce popularmente como “Luna Roja” o “Luna de sangre”.

“El tono que toma la Luna es debido a un efecto de refracción de la luz del Sol en la atmósfera de la Tierra. Digamos que cuando la luz pasa por la atmósfera, se vuelve roja porque pasa principalmente la Luz de color rojo”, indicó el experto.

Imagen de un eclipse total de Luna en 2006 (Foto: AP)
Imagen de un eclipse total de Luna en 2006 (Foto: AP)

¿A qué hora podremos ver el eclipse en México?

Según explicó el doctor Raúl Mújica, el eclipse comenzará a las 03:47 de la madrugada -horario del centro de México- y durará aproximadamente cinco horas.

“En el caso del 26 de mayo, a las 03:47 de la mañana es cuando la Luna va a empezar a meterse en la penumbra. A las 04:44 va a comenzar a entrar en la umbra, y a eso se le llama fase parcial; esto ya es más notorio. [En ese momento] se va a empezar a ver cómo se oscurece la Luna llena que tenemos esa noche. A las 06:11 la Luna va a estar completamente dentro de la umbra de la Tierra, y entonces va a cambiar de color, se va a poner roja”, explicó el astrónomo mexicano.

“Desde las 06:11 hasta las 06:25 vamos a poder ver la Luna en tono rojo. Esto es lo que va a durar la fase total, cuando está completamente la Luna dentro de la umbra de la Tierra. Sale después y tendremos otra vez la fase parcial, pero solo vamos a ver unos minutos porque una media hora después, más o menos, la Luna se va a estar ocultando en el horizonte”, agregó el experto.

Aunque para seguir el evento completo hay que madrugar, Raúl Mújica ofreció también una serie de recomendaciones para quienes tienen que trabajar al día siguiente y no pueden levantarse tan temprano. A ellos les sugirió contemplar el eclipse un poco antes de su fase total, es decir minutos antes de las 06:11 horas.

“Por supuesto hay gente que lo va a observar completo, pero la otra es que duerman y se despierten un poco más temprano. A mí me parece que si están allí a las 05:00, a las 05:30, incluso a las 06:00 de la mañana, pueden seguirlo un rato y ver cómo la Luna va a estar casi completamente cubierta. Van a poder apreciar cómo pasa de esa parte oscura y se torna roja”, expresó Raúl Mújica.

Consejos para la observación

Según el astrónomo del INAOE, lo más importante es que el cielo esté despejado, pues las condiciones climáticas podrían impedir el avistamiento.

Además, como el satélite estará muy cerca del horizonte esa noche, el doctor recomendó seguir el eclipse desde un lugar elevado que nos permita mirar al poniente sin que se interpongan en nuestra vista edificios o estructuras que puedan entorpecer la observación.

“Aunque va a acabar hasta las 08:49, la última fase no la vamos a poder contemplar porque la Luna ya va a estar bajo el horizonte, ya se habrá metido a esa hora. Entonces, debido a esto, necesitamos buscar sitios que tengan el horizonte despejado. Irnos a un lugar un poquito alto y evitar los edificios, aunque en las ciudades a veces es complicado; pero siempre buscar un sitio donde podamos ver hacia el poniente, hacia donde se mete el Sol y la Luna cuando los tenemos en el cielo”, explicó.

La buena noticia es que para disfrutar del eclipse no se necesita un telescopio o unos binoculares, y tampoco se requiere equipo de protección. Podremos mirar a nuestro satélite a simple vista y de forma directa.

“No es necesario [utilizar instrumentos profesionales de observación]. A mí me parece que para apreciar este evento, como en una lluvia de estrellas, lo mejor es hacerlo sin ningún instrumento, sino verlo en su totalidad. Los binoculares nos permiten ver detalles también, pero creo que aquí lo interesante es avistar la Luna completa y ver cómo se va oscureciendo y cambiando de tono. No necesitamos ninguna protección tampoco, eso es importante; ni filtros, solamente paciencia”, agregó.

Para Raúl Mújica, una de las partes más fascinantes de este evento es apreciar la tonalidad que adquiere la Luna, porque no siempre es el mismo tipo de rojo. Además, en su opinión, los eclipses totales permiten apreciar mejor la tridimensionalidad de la Luna, y esta vista merece la pena.

“Siempre es bonito apreciar el tono que puede tomar la Luna. Nunca es el mismo rojo. Puede ser un naranja muy clarito, un rojo muy oscuro, tonalidades café... Además, por otro lado, una apreciación muy personal es que cuando está el eclipse, la Luna sí parece una esfera flotando en el cielo. Siempre la vemos en las fases, pero se nos escapa esta parte tridimensional. Al menos es lo que yo aprecio cuando veo los eclipses totales de Luna y veo que realmente es una esfera que está colgando ahí en el cielo quién sabe cómo. Entonces es algo que necesitamos apreciar”, expresó.

La fase total, en la que la Luna se tiñe por completo de blanco, podrá verse entre las 06:11 y las 06:25 (Foto: Instituto de Astrofísica de Canarias - IAC)
La fase total, en la que la Luna se tiñe por completo de blanco, podrá verse entre las 06:11 y las 06:25 (Foto: Instituto de Astrofísica de Canarias - IAC)

Además, en esta ocasión el evento tendrá otra singularidad, y es que coincidirá con una superluna.

Aunque Raúl Mújica insistió en que este término no es científico y no se utiliza en astronomía, considera que es interesante porque implica que esa noche la Luna llena estará cerca del perigeo, el punto de su órbita más cercano a la Tierra. Por esta razón, se verá un 7% más grande y un 15% más brillante, aunque detectar esto a simple vista no es sencillo.

“Es un poco difícil ver una diferencia de un 7% en tamaño o del 15% en brillo. Entonces, como en el cielo no tenemos una regla para medir si es más grande o más chica, se nos pierde un poquito”, agregó.

No obstante, es más notable si se compara con una Luna llena en apogeo, esto es, en su distancia máxima con la Tierra.

“Entre una microluna y una superluna sí hay más diferencia; hay como un 15% de diferencia en tamaño y como 30% en brillo”, indicó el astrónomo mexicano.

Desde el Comité Nacional Noche de las Estrellas invitan a los amantes de la astronomía a participar en su concurso de astrofotografías del Eclipse Total de Luna. Pueden ser imágenes capturadas con un celular, una cámara sencilla, una DSLR, utilizando un telescopio, o un time-lapse. Las tres más votadas en redes sociales entrarán en la final y podrán ganar premios como telescopios, binoculares, aditamentos o libros.

Este será el único eclipse total de Luna que tendremos este año. El siguiente será a las 23:11 horas del 15 de mayo del 2022.

Horario de las fases durante el eclipse (tiempo de CDMX):

* Fase penumbral (la Luna entra en la penumbra): 03:47 de la madrugada.

* Fase parcial (la Luna comienza a entrar en la umbra): 04:44.

* Fase total (la Luna se encuentra por completo dentro de la umbra): de 06:11 a 06:25.

* Sale de nuevo a fase parcial: podrá verse de 06:26 a las 06:56 aproximadamente.

Tras esto, la Luna se ocultará y no podremos ver el final de la función, que concluirá con la fase penumbral a las 08:49.

SEGUIR LEYENDO: