Un juez ordenó realizar la prueba coronavirus a Miguel Ángel Treviño "El Z-40, el sanguinario líder de “Los Zetas”

El cabecilla se encuentra encarcelado en el penal de Puente Grande, Jalisco, donde ya han muerto sicarios por COVID-19

Miguel Ángel Treviño "El Z-40" se encuentra encarcelado en el penal de Puente Grande (Foto: AP)
Miguel Ángel Treviño "El Z-40" se encuentra encarcelado en el penal de Puente Grande (Foto: AP)

La violencia de los Zetas no es inmune al coronavirus. Miguel Ángel Treviño, alias “El Z-40”, líder del cártel más sanguinario de México, exigió atención médica luego de que asegurara que su vida está en peligro pues se encuentra encarcelado en el penal de Puente Grande, Jalisco, donde ya se ha reportado la muerte de varios sicarios a causa del virus.

La demanda fue promovida por su abogado, Víctor Hugo López Ramírez, quien reclamó que las autoridades penitenciarias se han negado a practicarle la prueba del COVID-19, aún y cuando está en riesgo su vida.

Ante la situación, el juez Décimo Cuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal con cede en la Ciudad de México, Erik Zabalgoitia Novales, ordenó brindar atención médica al sanguinario cabecilla. Asimismo, Zabalgoitia declaró a las autoridades que en caso de violar la suspensión, esto representaría una comisión de un delito.

El penal de Puente Grande, Jalisco ha sido calificado como un foco de infección de coronavirus (Foto: Fernando Carranza Garcia)
El penal de Puente Grande, Jalisco ha sido calificado como un foco de infección de coronavirus (Foto: Fernando Carranza Garcia)

Durante su liderazgo frente a la organización criminal, “El Z-40” impondría la moda de desmembrar cuerpos y guisar enemigos, disolviéndolos en ácido o derritiéndolos en contenedores de aceite. El periodista estadounidense, Alfredo Corchado, amenazado de muerte por los Zetas, cuenta en su libro Midnight in Mexico, que Miguel Ángel Treviño solía morder el corazón de alguna de sus víctimas aún viva, creyendo que eso le haría invencible, y reclutaba a sus sicarios obligándoles a disparar a una persona al azar.

Además de la saña de sus asesinatos, su táctica de poner al mundo del hampa a su servicio allí donde se imponían, llevó al “Z-40” a dedicarse, además del narco, a otros delitos como el tráfico de inmigrantes, el secuestro, y la extorsión y a tener presencia en 14 estados e incluso extenderse a Guatemala.

De acuerdo con el gobierno mexicano, el cabecilla narco es responsable de ordenar el secuestro de 265 migrantes, cuyos cuerpos fueron localizados en fosas clandestinas en el municipio de San Fernando, Tamaulipas en 2010.

Coronavirus en el penal de Puente Grande, Jalisco

Según la Secretaría de Salud de Jalisco, en el complejo penitenciario se han notificado un total de 93 casos confirmados por coronavirus. La mayoría han sido pacientes asintomáticos que no han requerido hospitalización. Hasta el 19 de mayo, cinco internos del Reclusorio Preventivo se notificaron como recuperados.

Moisés Escamilla “El Gordo May”  (Foto: Twitter@online_satelite)
Moisés Escamilla “El Gordo May” (Foto: Twitter@online_satelite)

El pasado 11 de mayo, Moisés Escamilla “El Gordo May”, lugarteniente del cártel de Los Zetas, murió en el penal de Puente Grande por coronavirus. Estaba preso por decapitar a 12 personas en Cancún, Quintana Roo.

Personal médico adscrito al Centro Federal de Reinserción Social (CEFERESO) número 02 del centro penitenciario de Jalisco, confirmaron que desde el 6 de mayo Escamilla May presentó problemas respiratorios y un cuadro sintomático que concuerda con el del COVID-19. Por tal motivo, el reo fue ingresado al área médica del reclusorio y falleció el 8 de mayo.

El asesino tenía 45 años y no padecía enfermedades que comprometieran su sistema inmune. Sin embargo, tenía sobrepeso.

Este mismo martes, se dio a conocer que Enrique Alejandro Pizano Jiménez “El Anestesia” o “Sacristán”, identificado como secretario particular de Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, y preso en el penal de Puente Grande, murió por aparente COVID-19.

La muerte del sicario del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se registró el miércoles de la semana pasada en medio del hermetismo de las autoridades.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

Murió de COVID-19 cabecilla del sanguinario cártel de Los Zetas

Jefe de seguridad del Mencho murió por posible COVID-19

Fiestas con alcohol y alberca: al interior del penal de Puente Grande, donde hay ocho reclusos con coronavirus


MAS NOTICIAS