El mandatario pidió que el presidente tome en cuenta la experiencia de cada gobierno en materia de salud con el fin de mejorar y fortalecer el nuevo modelo. (Foto: Francisco Balderas/Cuartoscuro)
El mandatario pidió que el presidente tome en cuenta la experiencia de cada gobierno en materia de salud con el fin de mejorar y fortalecer el nuevo modelo. (Foto: Francisco Balderas/Cuartoscuro)

Después de que se diera a conocer que nueve estados gobernados por el Partido Acción Nacional (PAN) no se adherirán al Instituto Nacional para el Bienestar (Insabi) y en cambio firmarán un convenio alterno, el mandatario del estado de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, aseguró que su postura de no aceptar el nuevo modelo de salud “no es una rebelión”.

Más bien, lo que exigen respecto a este tema es que el mandatario federal tome en cuenta la experiencia en materia de salud de cada uno de los gobiernos con el fin de mejorar y fortalecer la propuesta en este tópico.

Durante una entrevista con el diario El Universal, Vila Dosal mencionó que los gobernadores panistas están de acuerdo con aspectos como la gratuidad y la calidad en los servicios de salud, sin embargo, reclaman tener conocimiento acerca de las reglas de operación del Insabi, así como contar con certeza acerca de su funcionamiento.

Y es desde su perspectiva, existen cuestiones del Insabi que no están definidas y eso es algo que se debe atender. En este sentido, mencionó que los gobernadores verían mal entregar la infraestructura estatal de salud, así como su presupuesto a algo de lo que no tienen certeza ni conocimiento acerca de cómo funcionará.

La Asociación de Gobernadores del PAN firmó un convenio alterno con el gobierno federal respecto a este tema. (Foto: Especial)
La Asociación de Gobernadores del PAN firmó un convenio alterno con el gobierno federal respecto a este tema. (Foto: Especial)

Cabe mencionar que el martes, Martín Orozco Sandoval, gobernador de Aguascalientes, en representación de la Asociación de Gobernadores del Partido Acción Nacional (GOAN), explicó que el convenio que firmarán con el gobierno les permitirá mantener el control sobre la infraestructura y los servicios estatales de la salud, sin tener que cederlos a la federación.

Se trata de un acuerdo de no adhesión al nuevo modelo, pero sí de trabajo coordinado para mejorar el servicio de salud. Esto surgió como resultado de las propuestas que estuvieron maquilando los gobiernos locales con la secretaría de salud. Según Orozco, “la no adhesión es no dejar el sector salud en manos del gobierno federal, no federalizar la salud y eso es una propuesta de ellos mismos”.

Mauricio Vila Dosal detalló que no ve inviable el Insabi, no obstante, éste debe definir sus reglamentos de operación para poder tenerlo bajo consideración: “Si todavía no sé cómo van a estar las reglas, hasta nos veríamos mal en nuestros estados de entregar algo que siempre ha sido estatal, que es un patrimonio del estado”, mencionó para el medio.

En el aspecto colaborativo respecto a este tema, Vila Dosal también solicitó que se establecieran mesas técnicas en donde se incorpore a los gobernadores estatales con el fin de enriquecer la propuesta del nuevo modelo de salud, pues en cada estado, comentó, “la situación es diferente”.

Los estados sí tendrán acceso a los 40,000 millones de pesos que hay de presupuesto extra. (Foto: Cuartoscuro)
Los estados sí tendrán acceso a los 40,000 millones de pesos que hay de presupuesto extra. (Foto: Cuartoscuro)

Tras un encuentro sostenido con el secretario de Salud, Jorge Alcocer, los gobernadores panistas y él determinaron que serán los días 30 y 31 de enero cuando se definirán los términos definitivos del acuerdo con el equipo técnico de GOAN. Esto a fin de cumplir con el plazo fijado por el gobierno federal para adherirse al Insabi.

“Estos acuerdos incluyen trabajar para cumplir el objetivo de mejorar la calidad y lograr de manera gradual otorgar el servicio de salud de manera gratuita a la población”, escribió Orozco Sandoval en su cuenta de Twitter.

Después de la reunión, el gobernador se dijo satisfecho con la propuesta alterna, por lo que ahora lo más importante es aclarar el tema de la gratuidad de los servicios. “Hasta dónde, cuándo, con qué recursos y eso se va a aclarar al momento de definir las enfermedades que van a atenderse ahora en el tercer nivel y el número de nuevos afiliados, para tener certeza de que se dará un servicio gratis y con calidad", especificó.

Un punto importante precisado por Orozco es que todos los estados sí tendrán acceso a los 40,000 millones de pesos que hay de presupuesto extra para los servicios de salud de su población. Algo que originalmente, el subsecretario de Prevención y Promoción de Salud, Hugo López-Gatell, había dicho que no ocurriría.

MÁS SOBRE ESTE TEMA