"Con licenciatura y una jornada laboral de 8 horas, gano 3,600 pesos al mes": las deficiencias del programa Jóvenes Construyendo el Futuro

Según cifras oficiales, al menos mil 600 jóvenes inscritos al programa de becas cuentan con posgrado,pero no encuentran trabajo

Según el portal Jóvenes Construyendo el Futuro, al menos 102 mil 485 aprendices son de nivel Licenciatura (Foto: Facebook Jóvenes Construyendo el Futuro)
Según el portal Jóvenes Construyendo el Futuro, al menos 102 mil 485 aprendices son de nivel Licenciatura (Foto: Facebook Jóvenes Construyendo el Futuro)

En México, concluir una licenciatura no es una garantía para obtener empleo. Christian Ernesto Reyes inicia su jornada como becario a las 07:00 horas, cuando un vehículo de Embotelladora Las Margaritas de Coca-Cola pasa por él a su casa. Durante el día, el joven visita entre seis a doce clientes de la refresquera, limpia sus refrigeradores y los anima a hacer un pedido.

Aunque hace un año egresó de la carrera de ingeniería industrial, la falta de experiencia y oportunidades lo orillaron a inscribirse en el Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, en el que por una jornada laboral completa (de 07:00 a 15:00 horas) de lunes a viernes recibe una beca de 3,600 pesos al mes.

Según Animal Político, funciones similares a las que desempeña Christian, son remuneradas por la empresa en 8,500 pesos mensuales, y sólo exige estudios hasta preparatoria. Al igual que el joven, 50 profesionistas más, entre pedagogos, ingenieros y abogados, ocupan el mismo puesto.

Algunos jóvenes del programa de becas no son capacitados en su área de interés (Foto: Facebook Jóvenes Construyendo el Futuro)
Algunos jóvenes del programa de becas no son capacitados en su área de interés (Foto: Facebook Jóvenes Construyendo el Futuro)

La situación es similar en su empresa de helados y lácteos, Santa Clara, donde los jóvenes atienden a los clientes preparando y sirviendo bebidas. De miércoles a domingo, de 13:00 a 21:00 horas, Nancy atiende la sucusal de Manacar. Pese a que los trabajadores de lácteos ganan 6,000 pesos por dicha labor, la joven recibe 2,000 pesos menos. 

A Nancy le hubiera gustado una capacitación enfocada en su área de técnico en trabajo social, que estudió en el bachillerato, pero sólo encontró las opciones de Santa Clara y una empresa textil. "No está apegada a mi área, pero me sirve para tener experiencia en otra cosa, y un ingreso mientras hago mi tesis, y puedo entrar a una carrera en trabajo social", señaló a Animal Político.

"Del desempleo a la explotación" 

La investigadora de El Colegio de México, Edith Pacheco, dijo que es necesario que los programas de las empresas capacitadoras de becarios sean ajustados para que las prácticas de los jóvenes no se vuelvan "mano de obra gratuita", sino que aprendan actividades útiles para calificarlos más.

Mil 600 becarios tienen posgrado (Gráfica: Jóvenes Construyendo el Futuro)
Mil 600 becarios tienen posgrado (Gráfica: Jóvenes Construyendo el Futuro)

Además, es elemental que la figura del tutor, quien capacita a los jóvenes, este certificada para guiar el aprendizaje de éstos.

Tal es el caso de David Alvarado, tutor de 18 jóvenes, y director general de Producciones 33,  plataforma de gestión cultural vinculada con productores de artes escénicas. Él, le ofreció a José Antonio Peréz Magaña, quien estudió diseño de la comunicación, un curso en línea sobre logotipos para su labor; sin embargo, deberá tomar otras capacitaciones más, la cuales costeará con su beca.

Las fallas, que hasta ahora presenta el programa "estrella" de AMLO, pueden corregirse vigilando de cerca los programas de las empresas: "alertar, mejorar y avanzar".

El portal de becas reporta que en el programa hay 516,195 aprendices vinculados, de los cuales el 57.7 por ciento son mujeres y sólo el 42.3 por ciento son hombres. 

Dicha cifra destapa la aún existente desigualdad laboral en el país. Gabriela Rodríguez Herrera, egresó de la carrera en Administración Industrial, de UPICSA, IPN, en 2013. No había trabajado porque se dedicó a cuidar a sus dos hijos. El papá de los niños se hacía cargo del gasto en casa, pero decidieron separarse. Entonces, Gabriela empezó a buscar empleo: "En una empresa me dijeron abiertamente que teniendo niños pequeños, ellos serían mi prioridad, y no el trabajo. Por eso me inscribí al programa", señaló.

TE PUEDE INTERESAR