Tras el impactante reporte de la ONU, la Unión Europea exhortó a actuar inmediatamente ante el cambio climático: “No es demasiado tarde”

El Reino Unido, que será anfitrión de la cumbre COP26 en noviembre, indicó que “la próxima década será decisiva para el futuro de nuestro planeta”. Por su parte, Alemania advirtió que el tiempo se está agotando

Récords de temperaturas. Si se mantiene el actual ritmo de emisiones de gases de efecto invernadero, la temperatura global aumentará 2,7 grados a finales de siglo con respecto a la media de la era preindustrial, advierte el informe del IPCC (EFE/Ana Escobar/Archivo)
Récords de temperaturas. Si se mantiene el actual ritmo de emisiones de gases de efecto invernadero, la temperatura global aumentará 2,7 grados a finales de siglo con respecto a la media de la era preindustrial, advierte el informe del IPCC (EFE/Ana Escobar/Archivo)

El informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU publicado el lunes muestra “la extrema urgencia de actuar ahora”, declaró el vicepresidente de la Comisión Europea, el holandés Frans Timmermans, que consideró que todavía hay tiempo para frenar la tendencia del calentamiento global.

No es demasiado tarde para frenar la tendencia y evitar una espiral incontrolable de cambio climático, siempre que actuemos con determinación ahora y todos juntos”, declaró en un tuit Timmermans, encargado del Pacto Verde Europeo. En noviembre, la COP26 “será el momento en que el mundo diga ‘¡Basta!”, agregó.

Este primer informe de evaluación desde hace siete años, adoptado el viernes por 195 países, afirma que los humanos son “indiscutiblemente” responsables del cambio climático y no tienen más remedio que reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero, si se quiere limitar los daños, algunos de los cuales ya son “irreversibles”.

El Reino Unido, país que acogerá dicha conferencia climática, observó en el informe una “advertencia severa” sobre el impacto de la actividad humana en el planeta y un llamado a la acción. El gobierno británico indicó en un comunicado que está preocupado por el “ritmo alarmante” al que “la actividad humana está dañando el planeta”. “Espero que el informe del IPCC sea una señal de atención para que el mundo actúe ahora, antes de que nos reunamos en Glasgow en noviembre para la crucial cumbre COP26”, afirmó el primer ministro, Boris Johnson. “La próxima década será decisiva para el futuro de nuestro planeta”, añadió el líder conservador.

Protesta contra el gobierno británico reclama más acciones contra las emisiones de gases (Reuters)
Protesta contra el gobierno británico reclama más acciones contra las emisiones de gases (Reuters)

Alemania, por su parte, advirtió que el tiempo se está agotando. “El informe deja claro que ya no podemos evitar muchas de las consecuencias del cambio climático: sólo podemos prepararnos y adaptarnos a ellas lo mejor posible”, dijo Svenja Schulze, ministro de Medio Ambiente, señalando las mortales inundaciones que asolaron Alemania en julio como ejemplo del resultado del calentamiento global.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, reaccionó al informe señalando que es una verdadera “alarma roja” para la humanidad y “debe poner fin” a las energías fósiles “antes que destruyan nuestro planeta”. El dirigente también reclamó que no se construyan más centrales de carbón a partir de 2021 y poner coto a nuevas exploraciones y a la producción de energías fósiles, trasladando sus subvenciones a las energías renovables.

En todos los escenarios, según el reporte, el mundo cruzará la línea de los 1,5 grados Celsius en la década de 2030, antes que en predicciones anteriores. El calentamiento ha ganado velocidad en los últimos años, según los datos.

El documento de más de 3.000 páginas, elaborado por 234 científicos, señala que el calentamiento ya acelera la subida del nivel del mar, derrite el hielo del planeta y empeora fenómenos extremos como olas de calor, sequías, inundaciones y tormentas. Los ciclones tropicales se vuelven más fuertes y húmedos, mientras que el hielo marino del Ártico se reduce en verano y el permafrost se deshiela. Todas estas tendencias empeorarán, señaló el informe.

(Reuters)
(Reuters)

Por ejemplo, las olas de calor que antes se registraban una vez cada 50 años ocurrirán ahora una vez por década, y si el mundo se calienta otro grado Celsius (1,8 grados Fahrenheit), ocurrirán dos veces cada siete años, advirtió el informe.

Por su parte, la activista Greta Thunberg expresó que el informe no tiene sorpresas, sino que “confirma lo que ya sabemos, que estamos en una emergencia”. A través de Twitter, dijo: “Es un sólido pero cauteloso resumen. No nos dice qué hacer. Depende de nosotros ser valientes y tomar decisiones basadas en la evidencia científica provista en estos reportes. Todavía podemos evitar las peores consecuencias, pero no si seguimos como hoy, y no sin tratar a estar crisis como una crisis”.

Por su parte, Kaisa Kosonen, de Greenpeace, advirtió: “No dejaremos que este informe se quede en un estante (...) Lo llevaremos con nosotros a los tribunales”.

(Con información de AFP y AP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR