Un intruso se metió en la mansión de Johnny Depp: se tomó una copa y fue detenido mientras se bañaba

La policía tuvo que derribar la puerta del baño del actor porque el invasor se negaba a salir

Un intruso ingresó en la casa de Johnny Depp: se sirvió una copa y tomó un baño (Reuters)
Un intruso ingresó en la casa de Johnny Depp: se sirvió una copa y tomó un baño (Reuters)

Las autoridades de Los Ángeles detuvieron a un intruso en la mansión de Johnny Depp en Hollywood. De acuerdo a TMZ, el hombre pasó varias horas en el interior de la residencia antes de que un vecino alertara a las fuerzas de seguridad. Lo llamativo de este allanamiento de morada fue el comportamiento del invasor: se tomó una copa y se dio una ducha.

Según el mencionado medio, el vecino del actor en Hollywood Hills reportó a la policía el jueves tras ver a un hombre aparentemente sin hogar en el patio trasero del actor, cerca de la piscina. La persona que llamó al 911 relató a los agentes que llegó a llamar la atención del indigente, pero que éste huyó hacia el interior de la vivienda tras saltar una valla.

Cuando llegó la policía al interior de la vivienda, encontraron al hombre duchándose en uno de los baños y los oficiales derribaron la puerta cuando él se negó a salir, dijo el medio.

Los agentes comprobaron que además de la ducha, el intruso también se había servido una copa. Fue procesado por un delito de vandalismo por haber dañado una puerta.

Afortunadamente, el intérprete de 57 años no estaba en la casa durante el hecho. No la primera vez que el protagonista de “Piratas del Caribe” sufre la presencia de desconocidos en su hogar. Dos meses atrás una mujer fue arrestada dentro de la misma propiedad.

Johnny Depp buscará iniciar un nuevo juicio contra el diario inglés que lo presentó como un "marido golpeador de esposas" (Reuters)
Johnny Depp buscará iniciar un nuevo juicio contra el diario inglés que lo presentó como un "marido golpeador de esposas" (Reuters)

¿Nuevo juicio en Londres?

La semana pasada se dio a conocer que los abogados del actor presentarán nuevas pruebas para lograr un nuevo proceso legal en la Justicia británica tras haber perdido en noviembre un muy mediático juicio por difamación contra el diario sensacionalista británico The Sun.

La estrella, que expuso sus excesos con las drogas y su extravagante estilo de vida al escrutinio público en un juicio escandaloso en Londres, ya intentó sin éxito interponer una petición de esta naturaleza. Depp insistirá por segunda vez en apelar la determinación del juez Andrew Nicol que, en su resolución, alegó que es “sustancialmente verdadero” la información que brindaba ese medio.

Underhill precisó en febrero que para obtener el derecho a un segundo juicio sus abogados deberán aportar nuevas pruebas. Esto es lo que, aseguran, se disponen a hacer hasta final de mes a riesgo de agregar más detalles sobre la relación entre Depp y su ex esposa, la actriz Amber Heard, de 34 años.

Depp y Heard en una foto de 2015. (REUTERS/Stefano Rellandini/archivo)
Depp y Heard en una foto de 2015. (REUTERS/Stefano Rellandini/archivo)

El actor buscaba limpiar su reputación pero terminó siendo obligado a renunciar a su papel en la próxima película de la serie de “Animales fantásticos” -del universo de Harry Potter- que interpretará ahora el danés Mads Mikkelsen.

Aquel juicio, celebrado ante la Alta Corte de Londres, se inició a raíz de un titular de abril de 2018 en que The Sun se preguntaba cómo la escritora británica J.K. Rowling podría aceptar a un “golpeador de esposas” en la película “Animales fantásticos”.

Depp aseguró que la frase escrita por el diario inglés había dañado su imagen en Hollywood, poniendo en peligro su carrera. Por ello demandó al grupo editorial News Group Newspapers (NGN) y a su director ejecutivo, Dan Wootton.

Durante tres semanas de audiencias en julio, el actor se esforzó por demostrar que nunca había le pegado a Heard pese a la violenta relación que mantuvo la pareja, casada entre 2015 y 2017.

Reconociendo abusar de los estupefacientes y el alcohol, el actor aseguró que en sus años de matrimonio con Heard se drogaba tanto que “no estaba en condiciones” de lastimar a la modelo y estrella de cine.

También dijo que nunca le había puesto la mano encima a una mujer, afirmación que apoyaron los testimonios escritos de sus ex parejas Vanessa Paradis y Winona Ryder.

SEGUIR LEYENDO: