(Foto: REUTERS/Shannon Stapleton)
(Foto: REUTERS/Shannon Stapleton)

Desde que el programa arrancó en el año 2007, las hermanas Kardashian y su madre, Kris Jenner, han compartido cada día de su vida con millones de espectadores en Keeping Up With the Kardashians (KUWTK).

El reality show emitido en la cadena estadounidense E! las convirtió en celebridades e impulsó sus carreras y su fama mundial, a costa de un alto precio: su privacidad.

Las hermanas del clan más famoso de la televisión abrieron sus mansiones a las cámaras; convirtieron cada habitación en un set de rodaje; mostraron sus rupturas sentimentales; sus viajes en familia; sus embarazos; sus depresiones y discusiones. Y mientras compartían cada uno de los aspectos más íntimos de su vida, su fortuna crecía, su influencia se expandía en redes sociales y sus proyectos aumentaban convirtiéndolas en prósperas empresarias, modelos, o diseñadoras.

En los últimos años, sin embargo, el programa cambió.

De izquierda a derecha: Khloé Kardashian, Kylie Jenner, Kris Jenner, Kourtney Kardashian, Kim Kardashian y Kendall Jenner (Foto: AP/Matt Sayles)
De izquierda a derecha: Khloé Kardashian, Kylie Jenner, Kris Jenner, Kourtney Kardashian, Kim Kardashian y Kendall Jenner (Foto: AP/Matt Sayles)

La carrera de top model internacional de Kendall Jenner la llevó a aparecer en menos programas. El negocio multimillonario que creó Kilye cuando sólo era una adolescente, hizo que se distanciara cada vez más del show. Y ahora, Kourtney fue la última en dar un paso atrás.

Cansada de mostrar frente a las cámaras cada uno de los instantes de su vida, la hermana mayor del clan se alejó de KUWTK, limitando sus apariciones a conversaciones telefónicas o a escenas en las que no hablaba de su vida privada. Su falta de implicación hizo estallar a sus hermanas, Khloé y Kim, que creyeron que era injusto que quisiera salir en el programa sin compartir su intimidad, y la enfrentaron en una fuerte discusión.

Ocurrió durante el capítulo del domingo. La pelea comenzó después de que Khloé Kardashian llamara a su hermana mayor para saber dónde estaba, y la descubriera en una mentira.

“No puedo creer que haya pillado a Kourtney mintiendo así. Me estás diciendo que estás con tus hijos, pero tus hijos están en mi casa. Mentirosa”, dijo Khloé frente a las cámaras, muy enfadada.

“Mis hermanas son muy entrometidas cuando se trata de cualquier cosa sobre mi vida”, se defendió Kourtney. "Intento mantener ciertas cosas en privado. No me gusta compartir [información] sobre mis citas. No sé si se aburren en sus propias vidas y quieren tener la vida de citas salvajes que creen que llevo.

De izquierda a derecha, Kris Jenner, Kourtney Kardashian, Khloé Kardashian y Kim Kardashian (Foto: AFP)
De izquierda a derecha, Kris Jenner, Kourtney Kardashian, Khloé Kardashian y Kim Kardashian (Foto: AFP)

Aunque no quisiera hablar con sus hermanas de su nueva relación sentimental, ni compartir su cita en el reality, lo cierto es que la identidad de su pareja no era un secreto para nadie. Los paparazzis la captaron paseando por la calle de la mano de su ex novio, Younes Bendjima, con quien cortó en 2018 tras un romance polémico.

“Kourtney pasa mucho tiempo fuera de cámara", denunció Kim durante el episodio. "No habla de sus relaciones, pero verás fotos de los paparazzis que la captan a ella y a su novio, que no puedo decir su nombre en el show porque Kourtney no quiere. Veré cosas o leeré sobre eso en Internet y me preguntaré, ¿realmente eso pasó? ¿Está hablando con esta persona? Y me daré cuenta de que es verdad, pero ella es tan reservada con nosotras que ni siquiera nos lo dice”, se quejó.

Enojadas con Kourtney por no compartir su vida íntima tanto como ellas lo hacen, Khloé y Kim decidieron enfrentarla en una reunión.

“No estoy literalmente con nadie. Pero, ¿y qué si lo estuviera? ¿Iban a traer aquí las cámaras? Si tengo límites, respétenlos", les exigió Kourtney, que aseguró que Khloé disfruta de compartir cada segundo frente a las cámaras.

“No me gusta”, respondió la menor, que aseguró que lo hace porque “es nuestro trabajo”.

“No lo es". “Hay una fina línea”, sentenció Kourtney.

(Foto: archivo)
(Foto: archivo)

Para Kim Kardashian, el problema principal es que cuanto menos participa su hermana mayor, más aspectos de su vida tienen que mostrar ella y Khloé para que el show no decaiga.

“Nuestro trabajo es ser abiertas y honestas y compartir mucho de nosotras mismas y simplemente parece que durante los últimos años hasta ahora, Kourtney no ha sido realmente abierta sobre su vida personal ante la cámara. Así que todos los días que Kourtney no está filmando, Khloé y yo tomamos el relevo y tenemos que compartir más. Porque si no compartimos nuestras vidas, ¿entonces qué sentido tiene este programa?

Ante la negativa de Kourtney a exponer más su vida personal en el reality, las hermanas la invitaron a dejar KUWTK.

“Tenemos una propuesta para ti: empieza con una F y termina con una D”, dice Kim, haciendo referencia a la palabra Fired, que en inglés significa “despedida”.

“Estoy fuera”, responde Kourtney antes de salir de la reunión.

De izquierda a derecha: Khloé Kardashian, Kim Kardashian y Kourtney Kardashian (Foto: Archivo)
De izquierda a derecha: Khloé Kardashian, Kim Kardashian y Kourtney Kardashian (Foto: Archivo)

Después de la discusión, el futuro del programa es incierto. La discusión entre las tres hermanas mayores del clan no pudo arreglarla ni siquiera Kris Jenner, la matriarca de las influencers, que convocó una reunión para encontrar una solución y terminó recibiendo represalias de sus hijas.

“Como manager, deberías querer que este show tenga éxito”, le recriminó Khloé a su madre. "Tú deberías hablar con Kourtney y decir, “Ok Kourtney si no vas a aportar nada, entonces estás fuera”, añadió.

A pesar de los esfuerzos de Jenner por calmar los ánimos, Kourtney insistió en que no iba a compartir más su vida privada, lo que hizo escalar la discusión, y llevó a Kim Kardashian a exigir la salida de su hermana del reality.

“No quiere aparecer en el programa, no quiere trabajar, tiene demasiados pu**s límites, está fuera”, sentenció.

Al terminar la reunión, y después de que se pasaran los nervios del momento, la esposa de Kanye West volvió a hablar ante la cámara y aseguró que no sabe qué ocurrirá con el reality.

“Apoyo 100% a Kourtney siguiendo sus sueños y no estando en el show si eso es lo que quiere. ¿Pero vamos a estar en un limbo? No tiene sentido, especialmente si no desea compartir nada de su vida personal en cámara. Yo estoy en todo para ser justa, y no siento que sea justo, y no veo cómo podemos seguir así"

El motivo por el que Kourtney no quiere renunciar a su vida privada

Kourtney pasó unos días de descanso en el Mediterráneo (IG: kourtneykardash)
Kourtney pasó unos días de descanso en el Mediterráneo (IG: kourtneykardash)

Después de muchos años, la hermana mayor del clan Kardashian no quiere seguir exponiendo cada instante de su vida frente a las cámaras. Su ruptura con su ex esposo, Scott, que fue retransmitida minuto por minuto en KUWTK, la hizo tomar esa tajante decisión.

“Yo compartí todo de mi relación con Scott. Todo. Toda esa gente estuvo involucrada en mi relación y fue horrible para nosotros. Yo, por supuesto, estoy agradecida por todos los años de rodaje de nuestro show, pero he gastado demasiados años frente a la cámara, y ahora estoy en un momento diferente. Fue una gran presión cada día de mi vida, y ya lo superé. Los momentos privados son muy especiales, y sólo necesito más de ellos”, se defendió.

Kourtney ya había asegurando durante una entrevista en Entertainment Tonight que se alejaría del show para centrarse en sus tres hijos: Mason, de 9 años; Reign, de 4, y Penelope, de 7.

“Simplemente he decidido dedicar más tiempo a ser madre y poner más energía en eso. Pero no estoy diciendo adiós”, dijo entonces.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: