La pareja se comprometió en febrero (Foto: archivo)
La pareja se comprometió en febrero (Foto: archivo)

Tras la lujosa boda en la que Jennifer Lawrence y Cooke Maroney unieron sus vidas en Rhode Island, le siguió la luna de miel, que según fuentes, fue en un lugar paradisiaco.

La actriz de 29 años y el comerciante de arte de 34 años escaparon de los medios al exclusivo Resort Nihi Sumba que se encuentra en Indonesia, según la revista People. La isla es famosa por sus villas y su excelente zona de surf.

Aunque el hotel cuenta con 33 villas privadas con alberca y vista al mar, los recién casados se hospedaron en la casa del dueño del resort, Chris Burch. Esta residencia es conocida como Mendaka y en ella se han alojado celebridades como Christian Bale, según la publicación.

Según las fuentes, Lawrence y Maroney pasaron su tiempo montando a caballo y visitaron pueblos aledaños.

Nihi Sumba fue también el lugar en donde Brody Jenner (hijo de Caitlyn Jenner) y Kaitlynn Carter (ex novia de Miley Cyrus) ceelebraron su boda. Sin embargo la pareja se separó a mediados de este año.

El resort fue nombrado el mejor del mundo en 2017 por la revista Travel+Leisure, gracias a su variedad de actividades y pasatiempos. Cuenta con un spa, Nihi Oka, que ofrece masajes en un pabellón de bambú posado en el océano. Además, los huéspedes pueden organizar excursiones para surfear, pescar, alquilar un bote, bucear, practicar kayak, pesca submarina, snorkel, jet ski o stand-up paddleboard y yoga.

La boda

La boda fue planeada detalladamente puesto que la pareja contrató a la compañía Mark Seed Inc. como organizador del enlace que tuvo 150 invitados, entre ellos estuvieron Adele, Kris Jenner, Sienna Miller, Joel Madden y Cameron Diaz, quienes asistieron al ensayo, un día antes. Emma Stone, Ashley Olsen y Amy Schumer también fueron a la boda.

El servicio de catering quedó en manos de la compañía Heirloom Fire, quienes según el portal E! News, se especializan en comida orgánica que es escogida específicamente para preservar el ecosistema de la costa este. E incluso el fundador de la compañía ha trabajado con Martha Stewart.

Dentro del menú que tuvo un costo de USD 210 por invitado, hubo opciones para escoger, entre ellas canapés, tortillas de camote, coles de bruselas con yema de huevo curada, panceta de cerdo ahumada con manzana en escabeche y beignets de bacalao salado.

Lawrence llegando a Rhode Island (Foto: archivo)
Lawrence llegando a Rhode Island (Foto: archivo)

Para los platillos fuertes existió la opción de pescado asado a la leña con hierbas e infusión de mantequilla con limón o pierna de res añejada por cinco semanas, con salsa de forraje, cada una con verduras como guarnición.

La ceremonia tampoco fue sencilla puesto que rentaron el lujoso Belcourt de Newport, un palacio que tardó 3 años en construirse de 1892 a 1894. El castillo fue diseñado por Richard Morris Hunt bajo el contrato de Oliver Belmont y fue inspirado por la cabaña de caza de Luis XIII en el palacio de Versalles. En 2012 Carolyn Rafaelian, la dueña de la joyería Alex and Ani y amiga de la cantante Adele, compró la lujosa residencia y se ha dedicado a restaurarla.

Jennifer Lawrence y Cooke Maroney se comprometieron en febrero de este año, tras menos de un año de noviazgo.

Lawrence reveló en el podcast “NAKED with Cat Sadler” que le emocionaba la idea de casarse con Maroney, pues con él todo fluyó de manera muy natural en la que ambos se tomaron en serio su unión y bromeó con la idea de tenerlo amarrado legalmente.

La actriz declaró que en cuanto conoció a Maroney, se quiso casar con él (Foto: Shutterstock)
La actriz declaró que en cuanto conoció a Maroney, se quiso casar con él (Foto: Shutterstock)

“Con Cooke fue muy orgánico. Antes de conocer a Cooke yo no estaba lista para casarme, pero en cuanto lo conocí me quería casar con él. Nos queríamos casar y comprometernos por completo, es mi mejor amigo y lo quiero atar legalmente a mi, y afortunadamente el papeleo para algo así existe, que es lo mejor. Encuentras a tu persona favorita en el planeta y le dice que no se puede ir, así que quería tomar esa oferta”, bromeó Lawrence.

“Es el mejor ser humano que he conocido, de verdad lo es y cada vez mejora más. Empezó con lo básico ¿cómo me siento? ¿Es lindo, es amable? Digo, no sé, sólo sé que es el indicado. Sé que es estúpido, pero es la mejor persona que he conocido, así que me siento muy honrada de convertirme en una Maroney”, confesó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA