Desde que Disney compró Lucasfilm en 2012, George Lucas ha expresado en varias ocasiones su descontento con el tratamiento a su saga predilecta, Star Wars. Y ahora ha sido Bob Iger, jefe de Walt Disney Company, quien afirma que Lucas se sintió “traicionado” por las decisiones creativas luego de quedar fuera de la compañía.

En sus memorias, ‘The Ride of a Lifetime’, Iger menciona una tensa reunión que tuvo con Lucas, J.J. Abrams y el guionista Michael Arndt poco después de la venta. El creador de Star Wars había expresado que la nueva trilogía se podría tratar de personajes más jóvenes, algo que no gustó al estudio por su posible relación con La amenaza fantasma, una de las entregas más criticadas de la saga.

“En algún momento del proceso, George me dijo que había completado los esquemas de tres nuevas películas”, comenta sobre aquella compra Iger, presidente ejecutivo de Walt Disney Company en un extracto de sus recientes memorias, ‘The Ride of a Lifetime: Lessons Learned from 15 Years as CEO of the Walt Disney Company

Durante esta reunión, Lucas se enfureció cuando le dijeron que los guionistas de El despertar de la fuerza, Abrams y Arndt, no usarían estas ideas y crearían su propia historia, algo que enfadó al director.

“George sabía que no estábamos obligados a nada por un contrato. Pero pensó que comprar la historia era una promesa tácita de que los seguiríamos, por lo que estuvo decepcionado de que descartáramos su historia”, explica Iger en su libro.

“Alan Horn (copresidente y director creativo de Walt Disney Studios])y yo leímos los bocetos de George y decidimos que necesitábamos comprarlos, aunque dejamos claro en el acuerdo de compra que no estaríamos obligados contractualmente a adherirnos a las líneas de la trama que él había establecido. Sabía que iba a mantenerme firme en la cuestión del control creativo, pero no fue fácil para él aceptarlo”, añade en la publicación.

“Se sintió traicionado”

“He sido lo más cauteloso que he podido desde nuestra primera conversación, para no engañarlo en ningún sentido, y no creo que lo hiciera bien, pero me gustaría haber gestionado mejor esa situación”, continúa el ejecutivo.

“Debería haberle preparado para la reunión, haberle hablado de nuestras conversaciones. Podría haber evitado su enfado si no lo hubiera sorprendido”, explica. “Pero, en la primera reunión con él sobre el futuro de Star Wars, George se sintió traicionado”, concluye Iger.

 AP 163
AP 163

Lejos de las ideas de Lucas, Star Wars prepara el cierre de la tercera trilogía de la saga. El ascenso de Skywalker, el noveno episodio principal de la saga, llegará a los cines el 20 de diciembre.

Disney ya prepara una nueva trilogía filmada por Rian Johnson con Ewan McGregor y uno proyecto a concretar con David Benioff y D.B. Weiss, creadores de Game of Thrones.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: