La abogada de Donald Trump dijo que el FBI retiró 12 cajas de la mansión del ex presidente durante el allanamiento en Florida

Los agentes federales sospechan que cuando el ex mandatario entregó varios artículos a la Administración Nacional de Archivos y Registros hace unos siete meses, personas cercanas a él obtuvieron registros clave del Gobierno estadounidense

Donald Trump arrives at Trump Tower the day after FBI agents raided his Mar-a-Lago Palm Beach home, in New York City, U.S., August 9, 2022. REUTERS/David 'Dee' Delgado
Donald Trump arrives at Trump Tower the day after FBI agents raided his Mar-a-Lago Palm Beach home, in New York City, U.S., August 9, 2022. REUTERS/David 'Dee' Delgado

La abogada del ex presidente estadounidense Donald Trump, Christina Bobb, denunció este martes que agentes del FBI sustrajeron alrededor de 12 cajas de un área de almacenamiento de la mansión del multimillonario en Mar-a-Lago, Florida, durante el allanamiento de su residencia llevado a cabo el lunes. Según la abogada, los agentes federales investigan posibles violaciones relacionadas con el manejo de material clasificado de la Casa Blanca.

De acuerdo con el diario The Washington Post, los funcionarios sospechan que cuando Trump entregó varias cajas a la Administración Nacional de Archivos y Registros hace unos siete meses, el ex presidente, o personas cercanas a él, obtuvieron registros clave del Gobierno estadounidense, a pesar de una investigación del Departamento de Justicia sobre el manejo de material clasificado y de otro tipo que había sido enviado al club privado y a la residencia del ex presidente en los últimos días de su gestión.

En sus declaraciones, Christina Bobb, dijo haber entablado conversaciones con el Departamento de Justicia sobre el tipo de material que se guardaba en Mar-a-Lago y aseguró que su equipo entregó varias cajas que podían ser considerados registros presidenciales.

Este es el primer allanamiento a la casa de un ex presidente de Estados Unidos como parte de una investigación criminal. “Estos son tiempos oscuros para nuestra Nación, ya que mi hermosa casa, Mar-A-Lago en Palm Beach, Florida, está actualmente sitiada, allanada y ocupada por un gran grupo de agentes del FBI”, dijo Trump el lunes en un comunicado publicado en su red social Truth.

Es una mala conducta procesal”, manifestó el ex presidente y calificó la redada a su residencia como “un ataque de los demócratas de la izquierda radical que desesperadamente no quieren que me postule a la presidencia en 2024″.

Representante republicano por Pensilvania, Scott Perry
Representante republicano por Pensilvania, Scott Perry

Por otra parte, el representante republicano por Pensilvania, Scott Perry, dijo este martes que el FBI confiscó su teléfono como parte del allanamiento por los agentes federales a la residencia en Florida del expresidente Trump.

El republicano detalló en un comunicado que tres agentes del FBI se le acercaron con una orden judicial mientras viajaba con su familia para confiscarle su celular.

“Esta mañana, mientras viajaba con mi familia, tres agentes del FBI me han visitado y me han confiscado mi teléfono. No han intentado comunicarse con mi abogado, quien habría hecho arreglos para que se quedaran con mi teléfono si ese fuera su deseo”, dijo Perry en la misiva, asegurando que el dispositivo contiene informaciones personales y privadas sobre su esposa, familiar, electores y amigos.

“Estoy indignado, aunque no sorprendido, de que el FBI, bajo la dirección del Departamento de Justicia de Merrick Garland, haya incautado el teléfono de un miembro del Congreso”, denunció el parlamentario y advirtió que “este tipo de tácticas de república bananera deberían preocupar a todos los ciudadanos, considerando la decisión ante el Congreso esta semana de contratar a 87.000 nuevos agentes del Servicio de Impuestos Internos para perseguir aún más a los ciudadanos respetuosos de la ley”.

(Con información de Europa Press y The Washington Post)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR