Por qué comprar una casa en Estados Unidos nunca ha sido más caro que ahora

En algunas ciudades se habla de una inflación de hasta el 25 por ciento en el real estate. Las razones, según los expertos

Según los expertos, gran parte del aumento en el precio de las viviendas tiene que ver con la falta de inventario de propiedades (REUTERS/Mike Blake/Archivo)
Según los expertos, gran parte del aumento en el precio de las viviendas tiene que ver con la falta de inventario de propiedades (REUTERS/Mike Blake/Archivo)

El precio promedio de una vivienda en los Estados Unidos, en cualquiera de los 50 estados, nunca ha sido más alto que hoy en día. En algunas ciudades se habla de una inflación de hasta el 25 por ciento en el real estate.

Según los expertos, gran parte del aumento en el precio de las viviendas tiene que ver con la falta de inventario de propiedades. Un inventario que no puede ampliarse porque hay problemas (o al menos costos más altos) para construir. Fundamentalmente, hubo un incremento muy considerable en el valor de las tablas de madera, material básico para el tipo de construcciones que se realizan en Estados Unidos.

La pandemia llevó a muchos a realizar proyectos de renovación en sus hogares. Al aumentar la demanda, y disminuir la oferta debido a los problemas en la cadena de distribución, el costo de las tablas de madera en el país aumentó de manera exorbitante.

En algunas ciudades se habla de una inflación de hasta el 25 por ciento en el real estate (REUTERS/Rebecca Cook)
En algunas ciudades se habla de una inflación de hasta el 25 por ciento en el real estate (REUTERS/Rebecca Cook)

En el pasado mes de mayo, cuando la situación fue más caótica, el precio de los futuros de madera aumentó a más de 1.600 dólares por cada mil pies de tabla. Esto es más de cuatro veces el precio promedio en los cinco años previos al 2020.

En el verano de este año, los precios bajaron un poco, pero manteniéndose en al menos un 200 por ciento por encima de lo que se pagaba previo al 2020. La situación ha llegado a tal punto que hasta la Casa Blanca se está involucrando en el tema.

“El presidente Biden está comprometido en utilizar todas las herramientas disponibles en su gobierno para generar viviendas asequibles lo más rápido posible”, aseguró un vocero de presidencia.

Sin embargo, el pasado 24 de noviembre, el departamento de comercio anunció que duplicarían los impuestos sobre la madera blanda importada de Canadá, de 8,99 por ciento a 17,9 por ciento. La madera blanda es un material crucial que se necesita para construir casas, y los críticos de la medida aseguran que un aumento impositivo solo trae más tensión a una industria en crisis.

“Con la nación en medio de una crisis de asequibilidad de la de la vivienda, la administración Biden ha tomado medidas para imponer un enorme aumento de impuestos no deseado a los compradores e inquilinos de viviendas estadounidenses. Este es el peor momento para agregar un costo extra sobre las espaldas de las familias trabajadoras”, declaraban a través de un comunicado desde las oficinas de la NAHB, la organización que nuclea empresas constructoras en todo el país.

Las ventas de casas usadas en Estados Unidos disminuyeron por cuarto mes consecutivo en mayo, al descender el 0,9% (EFE/Gerardo Mora/Archivo)
Las ventas de casas usadas en Estados Unidos disminuyeron por cuarto mes consecutivo en mayo, al descender el 0,9% (EFE/Gerardo Mora/Archivo)

Pero como siempre hay una contraparte.

Desde la coalición de la madera de Estados Unidos le agradecemos al departamento de comercio por su arduo trabajo y su compromiso continuo para hacer cumplir constantemente las leyes comerciales de los Estados Unidos contra las importaciones de madera canadiense que se comercian injustamente, indicaron en un comunicado.”

El problema es que la producción local no alcanza para la demanda. Y sin madera, no hay nuevas casas.

Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR