Una orangután de 44 años del Zoológico de Miami murió mientras se recuperaba de la anestesia por una cirugía

El animal se reponía favorablemente tras una extracción dental. Por razones aún desconocidas se reclinó y dejó de respirar

Una orangután de 44 años del Zoológico de Miami murió mientras se recuperaba de la anestesia por una cirugía
Una orangután de 44 años del Zoológico de Miami murió mientras se recuperaba de la anestesia por una cirugía

El Zoológico de Miami, en el estado de Florida en Estados Unidos, lamentó este viernes la muerte de una orangután de 44 años y más de 60 kilos de peso que dejó de respirar inesperadamente mientras se recuperaba de la anestesia por la extracción de dos dientes.

“Con profunda tristeza, Zoo Miami anuncia que Kumang, un orangután de Borneo de 44 años, murió ayer durante la recuperación de la anestesia luego de un procedimiento dental”, anunció el parque situado en el suroeste de Miami.

Según un comunicado de la institución, la “gran simia” de 63,5 kg de peso, que deja una hija de ocho años, fue anestesiada este viernes por la mañana para que le extrajeran dos dientes dañados que habían causado una infección en sus encías.

Tras la anestesia, Kumang intentó recuperarse emitiendo “ocasionalmente una tos leve que no es inusual para un animal que ha sido intubado para anestesia”. Incluso, añade el zoo, llegó a sentarse.

La “gran simia” de 63,5 kg de peso, que deja una hija de ocho años (FOTO: REUTERS)
La “gran simia” de 63,5 kg de peso, que deja una hija de ocho años (FOTO: REUTERS)

“Se la observó abriendo los ojos, sentada normalmente por su cuenta, y pudo trepar a su cama de plataforma. Luego, por razones aún desconocidas, se colocó en posición reclinada y dejó de respirar”, explica el comunicado.

Inmediatamente, un equipo de veterinarios de Zoo Miami realizó varios procedimientos de emergencia, incluida la reanimación cardiopulmonar (CPR, por sus siglas en inglés) en un esfuerzo por resucitar a Kumang.

Sin embargo, no tuvieron éxito, lamentó el mayor zoológico de Florida y el quinto más grande de los Estados Unidos.

Los cuidadores de Kumang, que deja una hija de ocho años llamada Bella, se sorprendieron porque tanto la anestesia, como el examen y las extracciones dentales se transcurrieron sin incidentes.

El equipo de veterinarios de Zoo Miami realizó varios procedimientos de emergencia en un esfuerzo por resucitar al animal (FOTO: EFE)
El equipo de veterinarios de Zoo Miami realizó varios procedimientos de emergencia en un esfuerzo por resucitar al animal (FOTO: EFE)

“Durante todo el tiempo que estuvo bajo anestesia, Kumang fue monitoreada de cerca por el equipo de veterinarios y técnicos veterinarios del Zoológico de Miami, así como por un cardiólogo humano”, detalla el comunicado.

En aras de, “con suerte”, dar con la causa del deceso, Zoo Miami, el único zoológico subtropical en los Estados Unidos continental y con una amplia variedad de animales de Asia, Australia, África y las Américas, se dispuso este viernes a realizar una “necropsia completa”, informó.

“En el zoológico de Miami estamos desconsolados por esta terrible pérdida. Nuestro más sentido pésame para el personal que brindó a Kumang tanto cuidado durante años”, escribió la institución.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR