Se recupera la población de águilas calvas: advierten peligro para algunas mascotas

Suelen comer peces, pero también pequeños mamíferos como conejos, ardillas, roedores, anfibios, reptiles, pájaros pequeños e invertebrados

Aunque se han documentado algunos ataques a perros pequeños y algunas agresiones a personas, éstos suelen bastante raros, aún así se recomiendan algunas acciones para minimizarlos Foto: (Pixabay)
Aunque se han documentado algunos ataques a perros pequeños y algunas agresiones a personas, éstos suelen bastante raros, aún así se recomiendan algunas acciones para minimizarlos Foto: (Pixabay)

Después de seis décadas de declarar a las águilas calvas como una especie en peligro de extinción, en los últimos años han aumentado su población, sin embargo, también hay preocupación por los ataques a mascotas.

Se han documentado algunas agresiones a perros pequeños y algunos intentos de atentados a personas, sin embargo no han sido numerosos.

¿Qué tanto hay que preocuparse? La dieta de este tipo de águilas es oportunista y variada, aunque se alimentan principalmente de peces. En la costa noroeste del Pacífico, la trucha y el salmón constituyen la mayor parte de su alimentación. A nivel local, sin embargo, el régimen puede diferir sustancialmente del patrón general.

También comen pequeños mamíferos como conejos, ardillas, roedores, anfibios, reptiles, pájaros pequeños e invertebrados, además otros mamíferos y aves.

La dieta principal de las águilas blancas son los peces, aunque también comen mamíferos pequeños y otras aves Foto: (Getty Images)
La dieta principal de las águilas blancas son los peces, aunque también comen mamíferos pequeños y otras aves Foto: (Getty Images)

El águila de cabeza blanca, vigila el cazadero del águila pescadora esperando la aparición de esta y de la presa. Al darse cuenta de la persecución el águila pescadora intenta escapar pero el águila de cabeza blanca, que no lleva peso, la alcanza y hostiga hasta que esta se ve obligada a soltar el pez y huir.

En invierno, puede comer carroña de ballenas y focas. No suele entrar en el agua como el águila pescadora, mira los peces muertos o moribundos en la superficie del agua. Captura anguilas y peces voladores mediante sus poderosas garras.

Los especímenes más pequeños son los de Florida. Un adulto macho pesa 2,3 kg y tiene una envergadura de 1,8 m. Los más grandes son los de Alaska; las hembras pueden exceder los 7 kg y tener una envergadura de aproximadamente 2,5 m.

Aunque las aves rapaces son oportunistas, eligen sabiamente sus batallas; no suelen elegir animales que puedan defenderse, como perros y gatos. Eso significa que solo eligen a estos animales por hambre y desesperación. Estadísticamente, hasta el 80 por ciento de algunas especies de aves rapaces no llegan al año de edad. En los primeros meses de vida, deben aprender a volar y cazar, una gran hazaña cuando su comida es móvil y trata de escapar. Si un halcón joven no aprende a cazar con el éxito suficiente para sostenerse durante el verano, cuando la comida es abundante, el animal no podrá pasar el invierno, cuando hay menos animales de presa disponibles

Suelen ser muy territoriales, por lo que si sienten que un humano o mascota se acerca a su nido no dudará en atacar (Pexels)
Suelen ser muy territoriales, por lo que si sienten que un humano o mascota se acerca a su nido no dudará en atacar (Pexels)

Las aves rapaces en estos días a menudo tienen hambre. Ellos también sufrieron un golpe debido a la pandemia: los ratones y las ratas se volvieron más escasos a medida que los restaurantes y bares cerraban sus puertas, dejando a los halcones sin una fuente de alimento generalmente abundante y predecible.

Otra posible razón para un ataque de halcón o búho es si usted (o su mascota) se acercan demasiado a un nido. Las aves rapaces son ferozmente protectoras de sus nidos y se sabe que atacan a las mascotas, e incluso a los humanos en raras ocasiones, si sienten que están siendo invadidas.

¿Qué hacer para evitar ataque a mascotas?

Para los gatos, los expertos recomiendan mantenerlos en interiores en todo momento para minimizar el riesgo de una serie de peligros al aire libre.

En el caso de los perros, recomendamos que estén atados y que permanezca vigilados en todo momento si están afuera. Y la regla general cuando se trata de un depredador es hacerse lo más “grande” posible. Llevar un paraguas o un palo para saludar, gritar y hacer ruido son elementos disuasorios.

En casa, recomiendan es eliminar las fuentes de alimento que atraen a las presas a su jardín:

Suelen vivir cerca de bosques con ríos o lagos Foto: (Pexels)
Suelen vivir cerca de bosques con ríos o lagos Foto: (Pexels)

Quitar los comederos para pájaros (al menos temporalmente) y nunca dejar alpiste en el suelo, atraerá a pájaros pero al ver al perro podría preferirlo y llevárselo si es pequeño.

Implementar un programa de control de plagas: mantenga los contenedores de basura y abono herméticamente cerrados para eliminar las fuentes de alimento de los roedores y otros animales pequeños y retire las pilas de leña y los escombros que pueden proporcionarles refugio.

Aparte de esto, hay muchos productos en el mercado que pueden ser útiles o no. “Scare tape”, una cinta de metal reflectante, crea reflejos y ruidos que ahuyentan a los pájaros. Se ha informado que los búhos falsos desalientan tanto a los roedores como a las aves. Y los chalecos de Kevlar o para perros con pinchos, sin embargo no se ha comprobado al 100% la efectividad de estos productos.

El águila calva fue declarada una especie en peligro de extinción en los Estados Unidos en 1967.

En invierno, sin embargo, las águilas a menudo congregarse en áreas de abundante comida Foto: (Pexels)
En invierno, sin embargo, las águilas a menudo congregarse en áreas de abundante comida Foto: (Pexels)

El área de distribución natural del águila calva cubre la mayor parte de América del Norte, desde México hasta el sur de Canadá y Alaska, englobando los Estados Unidos continentales y la isla de Puerto Rico. El ave puede vivir en una gran variedad de entornos naturales, desde los pantanos de Louisiana hasta el desierto de Sonora o los bosques de Quebec y Nueva Inglaterra.

Las águilas calvas viven en áreas boscosas junto a ríos, lagos y otros grandes cuerpos de agua donde encuentran árboles para refugio, anidación y mucha comida. Las águilas pasan mucho tiempo solas o con su pareja y tienen un hogar.

Su rango (área que normalmente viajan para encontrar sus necesidades) de aproximadamente 13 millas (29 km). En invierno, sin embargo, las águilas a menudo congregarse en áreas de abundante comida.

SEGUIR LEYENDO: