Adiós a la Casa Blanca: los perros del presidente Biden se van a Delaware por un incidente de violencia

Champ y Major fueron llevados a su casa en Wilmington el lunes luego del comportamiento agresivo del perro más joven

Champ y Major, fueron llevados a su casa en Wilmington, Delaware este lunes Foto: (Adam Schultz Official White House)
Champ y Major, fueron llevados a su casa en Wilmington, Delaware este lunes Foto: (Adam Schultz Official White House)

Los dos pastores alemanes del presidente Joe Biden, Champ y Major, fueron llevados a su casa en Wilmington, Delaware, el lunes luego del comportamiento agresivo del perro más joven.

Los Biden adoptaron a Major, de tres años, en 2018. Se convirtió en el primer perro de un refugio de animales en vivir en la Casa Blanca.

Su otro perro, Champ, tiene 13 años y tiene un comportamiento más dócil debido a su avanzada edad.

Los perros se mudaron a la Casa Blanca a los cuatro días después de ganar la presidencia Joe Biden Foto: (Adam Schultz Official White House)
Los perros se mudaron a la Casa Blanca a los cuatro días después de ganar la presidencia Joe Biden Foto: (Adam Schultz Official White House)

Medios estadounidenses señalaron que la adaptación de Major había sido un poco más complicada ya que por ser joven tiene más energía y todo el día saltaba, ladraba y en ocasiones se mostraba agresivo con el personal de seguridad de la Casa Blanca, en uno de estos incidentes escaló a una mordida.

Ambos perros se mudaron a la Casa Blanca cuatro días después de ganar la presidencia Joe Biden.

Hasta el momento no se ha dado a conocer si los perros permanecerán en Delaware indefinidamente o si regresarán a Washington, DC.

Champ

Champ, tiene 13 años y tiene un comportamiento más dócil  Foto: (Adam Schultz Official White House)
Champ, tiene 13 años y tiene un comportamiento más dócil Foto: (Adam Schultz Official White House)

Joe Biden le prometió a su esposa que compraría un perro después de las elecciones presidenciales de 2008 si Barack Obama lograba ganar la carrera. Jill Biden pegó diferentes imágenes de perros en los asientos del avión de campaña de Biden para que él las viera.

Compró el perro cuando era un cachorro a un criador de Pensilvania, y sus nietas lo llamaron Champ (nacido c. 2008).

El nombre de Champ fue dado por un poderoso mensaje que le dijo su padre a Biden: “¡Siempre que te derriben, campeón, levántate!”). Foto: (Adam Schultz Official White House)
El nombre de Champ fue dado por un poderoso mensaje que le dijo su padre a Biden: “¡Siempre que te derriben, campeón, levántate!”). Foto: (Adam Schultz Official White House)

El nombre de Champ le recordó a Biden el consejo que le dio su padre, quien decía “¡Any time you get knocked down, champ, get up!” (“¡Siempre que te derriben, campeón, levántate!”).

Joe Biden tiene afinidad por los pastores alemanes, ya que los entrenó en el pasado. Biden les regalaba a los niños pequeños peluches de Champ durante su vicepresidencia.

Major

Major tiene tres años y debido a su joven edad tiene gran energía Foto: (Adam Schultz Official White House)
Major tiene tres años y debido a su joven edad tiene gran energía Foto: (Adam Schultz Official White House)

Major (nacido c. 2018) fue un perro de rescate de una camada que había estado expuesta a “algo tóxico” en su hogar, y cuyo dueño no podía pagar los gastos de atención veterinaria para ellos.

Fue acogido por los Biden a principios de ese año desde el refugio de la Asociación Protectora de Animales de Delaware y ha estado con ellos desde finales de 2018.

El día que Joe Biden adoptó al perro del refugio, se quedó “contando historias y tomándose selfies con el personal” durante más de una hora.

Major fue el perro involucrado en un incidente de mordedura contra uno de los guardias de seguridad Foto: (Adam Schultz Official White House)
Major fue el perro involucrado en un incidente de mordedura contra uno de los guardias de seguridad Foto: (Adam Schultz Official White House)

El origen del nombre de Major no se conoce públicamente, pero dado su significado (mayor en inglés), Beau Biden, el hijo de Joe Biden con su primera esposa, Neilia Hunter, fue un mayor en la Guardia Nacional de Delaware.

Major se unirá a otros perros adoptados por líderes mundiales, incluido el presidente francés Emmanuel Macron y su cruce de Labrador-Griffon Nemo, y el primer ministro canadiense Justin Trudeau con su perro Kenzie.

El 28 de noviembre de 2020, el presidente electo Biden se fracturó el pie mientras jugaba con Major.

Los perros solían correr con plena libertad por la Casa Blanca Foto: (Adam Schultz Official White House)
Los perros solían correr con plena libertad por la Casa Blanca Foto: (Adam Schultz Official White House)

En noviembre, Biden se lesionó mientras jugaba con Major y terminó usando una bota para caminar durante algunas semanas mientras su lesión sanaba.

Al relatar el incidente a CNN en ese momento, Biden explicó que acababa de salir de la ducha cuando Major dejó caer una pelota frente a él.

“Y estoy caminando por este pequeño callejón para llegar al dormitorio. Y agarré la pelota ... y él corrió”, dijo Biden. “Y estoy jugando, corriendo detrás de él y agarrando su cola. Y lo que sucedió fue que se resbaló en una alfombra. Y yo tropecé con la alfombra en la que se resbaló. Eso es lo que sucedió. Vaya, no es una historia muy emocionante”.

No se ha dado a conocer si ambos perros podrán regresar a la Casa Blanca en un futuro o si se quedarán de forma permanente en Delaware Foto: (Adam Schultz Official White House)
No se ha dado a conocer si ambos perros podrán regresar a la Casa Blanca en un futuro o si se quedarán de forma permanente en Delaware Foto: (Adam Schultz Official White House)

No hubo mascotas viviendo en la Casa Blanca durante los cuatro años de la administración Trump; este fue el período más largo sin mascotas presidenciales en más de cien años.

La tradición de tener mascotas presidenciales se remonta a los dos mandatos de George Washington y ha sido llevada a cabo por 31 de los 46 presidentes. Donald J. Trump fue el primer presidente en más de un siglo sin una mascota.

Los residentes más recientes de la Casa Blanca de cuatro patas incluyen a Bo y Sunny, dos perros de agua portugueses pertenecientes a Barack Obama y su familia.

SEGUIR LEYENDO: