Viajar en tiempos de coronavirus: ¿cómo operan los hoteles?

Máscaras, distancia social, zonas comunes de uso limitado, no más ayuda con las maletas y adiós al desayuno. Estas son las nuevas reglas en los hospedajes según las experimentó Infobae

Desde Miami, Florida, Estados Unidos
(Will Newton / Hilton)
(Will Newton / Hilton)

Si bien absolutamente toda la economía se ha visto afectada por los efectos del COVID-19, el turismo y particularmente la industria hotelera han sido de los más perjudicados. Según un reciente estudio realizado por la consultora McKinsey, para que los hoteles a nivel global vuelvan a niveles pre-coronavirus, habrá que esperar al menos hasta 2023. En Estados Unidos durante el recientemente terminado mes de julio, los hoteles de lujo trabajaron a un 15 por ciento de su capacidad mientras que las opciones más económicas llegaron a tener hasta un 40 por ciento de ocupación.

Pero más allá del mal estado de la industria, desde las cadenas más internacionales hasta las pequeñas hosterías (que pudieron sobrevivir) se están adaptando a la nueva realidad con un modo de trabajar muy distinto al que conocíamos.

Infobae ha experimentado lo que es hospedarse en un hotel en tiempos de coronavirus en California, Estados Unidos, y estos son los principales cambios notados:

Maletas

Al igual que con los aviones, los principales cambios en la industria hotelera se perciben en el servicio. Así se trate de un hotel de lujo, por regulaciones estatales, en California al arribar a un hotel nadie ayuda con las maletas. La idea es evitar que las personas pongan sus manos sobre objetos que otros han estado manipulando. Así que hasta nuevo aviso, cada huésped acarrea su propio equipaje sin recibir ayuda.

Limpieza de las habitaciones

Si bien los protocolos de limpieza han aumentado y se percibe que al llegar a un cuarto los muebles e instalaciones han sido desinfectados (el olor a cloro acompaña todo el viaje), una vez que la persona toma posesión de una habitación de hotel, el cuarto no vuelve a limpiar hasta que termine la estadía, a menos que específicamente se pida una limpieza. La medida fue adoptada para evitar el tránsito de personas dentro de un área que se presume segura.

Nuevos esenciales

Además de los clásicos jabones, shampoo y cremas, ahora en todo cuarto de hotel en california el huésped se encuentra con alcohol en gel o algún otro tipo de desinfectante. Las autoridades lo pusieron como requisito para promover los buenos hábitos de higiene.

No más desayunos

O al menos, no más desayunos tipo bufet. La exposición de comida donde las personas pueden agarrar con sus propias manos los alimentos está prohibida en todo el estado, y los desayunos de los hoteles no son las excepciones. A cambio, muchos ofrecen unas cajas pre-empaquetadas con alimentos básicos, como frutas y cereales, y otros están ofreciendo un servicio a la carta que se entrega en cada dormitorio. Muchos hoteles solían ofrecer café y té las 24 horas en sus recepciones. Estas estaciones también desaparecieron.

Siempre hay espacio

Como era de esperarse, los hoteles siempre tienen disponibilidad en estos días, inclusive después de que rebajaran sus precios a la mitad. Julio y agosto es la temporada alta de vacaciones en Estados Unidos, pleno verano. En algunas localidades, como por ejemplo Carmel –una de las ciudades balnearias favoritas de la costa oeste-, para conseguir alojamiento usualmente se requería reservar con varios meses de anticipación. Hoy, se consiguen ofertas el mismo día a través de diversas páginas de internet.

Adiós a los bares

Como en casi todo Estados Unidos, California aún no ha autorizado la reapertura de bares. Por lo tanto, la clásica imagen de los huéspedes de un hotel disfrutando de una copa al terminar el día, por ahora es solo un recuerdo del pasado.

Áreas comunes de uso limitado

Desde las piscinas, hasta las salas de estar, todo tiene un número máximo de ocupantes. Los sillones de la recepción pueden ser utilizados sólo por una familia a la vez, los centros de trabajo –con computadoras- suelen estar cerrados, al igual que los gimnasios.

En todo momento se exige el uso de máscaras mientras se está fuera de la habitación y el respeto de la distancia social. Usualmente hay estaciones con desinfectante en todas las áreas comunes y los empleados de recepción atienden detrás de mamparas de plástico transparente. Cada hotel puede tener sus reglas extra, pero estas son guías básicas que todos deben cumplir.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

¿Cómo es viajar en avión en tiempos de coronavirus?

Paso a paso: cómo funciona el test de coronavirus casero que se realiza en Estados Unidos

MAS NOTICIAS