El edificio del Capitolio de EEUU antes de la votación del proyecto de ley de ayudas económicas contra el coronavirus en Washington, EEUU, el 25 de marzo de 2020 (Foto: Reuters/Tom Brenner)
El edificio del Capitolio de EEUU antes de la votación del proyecto de ley de ayudas económicas contra el coronavirus en Washington, EEUU, el 25 de marzo de 2020 (Foto: Reuters/Tom Brenner)

Este miércoles, el Senado de EEUU aprobó un plan “histórico” de dos billones de dólares para oxigenar la economía del país, asfixiada las últimas semanas por la pandemia del nuevo coronavirus.

La propuesta, impulsada por el gobierno de Donald Trump, contempla una serie de ayudas directas a trabajadores, hospitales, o pequeñas empresas; pero tras su votación en el Senado, todavía es necesario que sea ratificada por la Cámara de los Representantes, controlada por el Partido Demócrata.

Si la Cámara Baja aprueba este viernes el plan de emergencia, sólo faltaría la firma de Donald Trump para que el dinero llegue a los ciudadanos y comience a inyectarse en la economía del país. Según el texto definitivo del proyecto de ley, estos serían los principales beneficiarios:

  • Trabajadores con ingreso anual inferior a USD 75,000: el plan contempla para ellos un pago directo de USD 1,200. Esta ayuda económica disminuirá en el caso de los empleados que ganen más de USD 75,000 al año, y se negará a quienes cuenten con un salario superior a USD 99,000 anual. Además, se entregarán 500 dólares adicionales por cada hijo que tenga el contribuyente.
  • Matrimonio con ingreso anual inferior a USD 150,000: cuando la suma de los ingresos de los cónyugues no supere la cantidad de USD 150,000 al año, el matrimonio también podrá acceder a una de las ayudas directas del plan. En este caso, la pareja recibirá un pago de USD 2,400.
  • Desempleados (incluidos autónomos, trabajadores a media jornada y sector gig): el plan prevé destinar 260,000 millones de dólares para extender 13 semanas el subsidio por desempleo, y aumentar la cantidad que puede cobrar cada persona a USD 600 dólares semanales.
Aviones de American Airlines aparcados en las pistas del Aeropuerto Internacional de Tulsa, Oklahoma, EEUU. 23 marzo 2020. (Foto: Reuters/Nick Oxford)
Aviones de American Airlines aparcados en las pistas del Aeropuerto Internacional de Tulsa, Oklahoma, EEUU. 23 marzo 2020. (Foto: Reuters/Nick Oxford)
  • Préstamos a los sectores más afectados por la pandemia: la propuesta también incluye una partida de 500,000 millones de dólares en préstamos para las compañías más golpeadas por el Covid-19, como el caso de las aerolíneas.
  • Pequeñas empresas: uno de los puntos más importantes del proyecto de ley es el que busca rescatar a las pequeñas empresas. La iniciativa utilizará un total de USD 377,000 millones para conceder préstamos con garantía federal a estas compañías, de forma que puedan hacer frente a sus costos fijos sin despedir a sus trabajadores.
  • Hospitales: el texto no olvida tampoco la difícil situación que atraviesan los hospitales que se encuentran en las ciudades más golpeadas por el coronavirus, como por ejemplo, Nueva York. Por eso, dentro de los dos billones de dólares se incluye una partida de 150,000 millones que las instituciones hospitalarias deberán usar para ampliar su personal, sus test y equipos de protección, y su capacidad.
  • Gobiernos estatales y locales: hace algunos días, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, solicitaba urgentemente ayuda federal. Y esto es precisamente lo que persigue este punto de la iniciativa, que propone destinar USD 150,000 millones para repartirlos entre ejecutivos estatales y locales.

Además, el proyecto de ley busca establecer un fondo de emergencia con USD 220,000 millones de dólares, una partida que se inyectaría en la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias, así como escuelas públicas, aeropuertos, redes de transporte por tierra y ayuda a los gobiernos estatales para la celebración de elecciones en noviembre.

Hasta el momento, EEUU ha registrado 75,665 casos confirmados de coronavirus, y 1,100 muertes, convirtiéndose en el tercer país más afectado a nivel mundial por la pandemia, sólo después de China e Italia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: