AFP
AFP

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, dijo este miércoles que los bombardeos que sufrieron varias instalaciones petroleras sauditas eran un "ataque iraní", un "acto de guerra" que tiene "las huellas del ayatollah" Alí Jamenei, guía supremo de Irán.

"Fue un ataque iraní", declaró Pompeo de visita en Arabia Saudita.

Pompeo fue recibido en la ciudad costera de Yeda por el ministro de Exteriores saudí, Ibrahim al Asaf, y está previsto que se reúna con las máximas autoridades del reino para abordar los ataques, que no sólo afectaron al precio del petróleo en los mercados mundiales sino que han tensado aún más la situación en el golfo Pérsico.

AFP
AFP

En declaraciones a la prensa que viaja con él, Pompeo dijo que el golpe múltiple contra las instalaciones de Aramco fue un "ataque iraní" y "no vino de los hutíes", como aseguraron los rebeldes chiítas del Yemen desde el primer momento.

El jefe de la diplomacia estadounidense agregó que, incluso si fuera cierto de que el ataque fue perpetrado por los hutíes, "eso no cambia las huellas de los ayatollahs en haber puesto en riesgo el suministro global de energía".

Los ataques contra las plantas de Abqaiq y Khurais de la compañía estatal Aramco provocaron la reducción de un 50 % en la producción de petróleo del reino.

AFP
AFP

Según Pompeo, nadie puede "absolver de responsabilidad" a los iraníes después de haber interrumpido el 5 % del suministro energético del mundo.

Pocas horas antes de que el secretario de Estado aterrizara en la sede de verano del Gobierno y la Casa Real sauditas, el presidente de EEUU, Donald Trump, anunció en Twitter más sanciones contra Irán.

"Acabo de instruir al secretario de Tesoro para que incremente sustancialmente las sanciones" contra Irán, afirmó el mandatario, sin ofrecer más detalles. Tampoco el Departamento del Tesoro ha precisado el alcance y objetivo de esas medidas.

Después de su visita a Arabia Saudita, Pompeo se desplazará a Emiratos Árabes Unidos, el socio más destacado de Riad en la coalición militar que interviene en el Yemen en contra de los rebeldes chiítas, a los que acusa de recibir el respaldo de Irán.

Con información de AFP y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: