El “cono de la incertidumbre”: el modelo proyecta un recorrido sobre el mar, pero está dentro de las posibilidades que se desvíe al oeste y toque tierra en la península
El “cono de la incertidumbre”: el modelo proyecta un recorrido sobre el mar, pero está dentro de las posibilidades que se desvíe al oeste y toque tierra en la península

De Florida a las Carolinas, millones de personas siguen con preocupación las noticias sobre el huracán Dorian, en medio de cálculos de que podría virar bruscamente al noreste tras pasar por Bahamas y dirigirse a la costa sureste de Estados Unidos, ya como un ciclón de categoría 5, la máxima en la escala Saffir-Simpson.

Durante la noche del lunes y madrugada del martes Dorian se aproximará a la Florida, de acuerdo al Centro Nacional de Huracanes, que no obstante indicó que es difícil predecir con qué intensidad golpeará a la península tras su cambio de trayectoria.

Sin embargo, una advertencia por tormenta tropical seguía vigente para partes de la costa de Florida, de acuerdo al último boletín del centro, emitido este domingo.

(Video: The Weather Channel)

Las  autoridades advirtieron que incluso aunque su vórtice no toque tierra en territorio estadounidense y permanezca sobre el mar, es probable que los vendavales y el oleaje intenso que acompañan al meteoro golpeen las zonas costeras de Estados Unidos.

"Si no llega a tocar la costa, que probablemente no lo haga, este flujo en la parte norte de la tormenta será simplemente brutal. Habrá inundaciones costeras y probablemente algo de erosión costal y vientos de fuerza de tormenta tropical", señaló el reporte de The Weather Channel.

Se espera que Dorian pudiera bordear la costa del sureste, manteniéndose justo frente a Florida y Georgia el martes y miércoles, antes de rodear Carolina del Sur y Carolina del Norte el jueves.

Los meteorólogos habían dado cuenta más temprano de un cambio de curso del huracán y "que la nueva ruta pronosticada no excluye que Dorian toque tierra en la costa de Florida, ya que grandes porciones de la costa permanecen en el cono de la incertidumbre".

Dicho término hace referencia a las zonas alcanzas por el modelo de los meteorólogos. Toda zona bajo su sombra tiene un 66% de posibilidades de sufrir los efectos del huracán, con distinto grado de fuerza.

Por su parte, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, advirtió a la población que no bajará la guardia.

El ojo del ciclón, cuyos vientos huracanados se sienten hasta a 30 millas (45 kilómetros) desde su centro, se prevé que se acerque a la costa este de Florida desde el lunes hasta el martes por la noche.

Y, aunque es probable que haya algunas fluctuaciones en la intensidad, se pronostica que Dorian siga siendo un "poderoso huracán" durante los próximos días.

Pero los modelos mantienen que antes de llegar al litoral de la región estadounidense Dorian virará el martes rumbo noroeste y se dirija, recorriendo toda la costa, hacia los estados de Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte, mientras paulatinamente va perdiendo algo de fuerza.

(Con información de AFP, AP y EFE)