El presidente de EEUU, Donald Trump, atribuyó este jueves el derribo de un drone estadounidense a que alguien "estúpido" en Irán cometió un "error" y no a un ataque "intencionado" de ese país, aunque no descartó que Washington pueda tomar represalias contra Teherán por el incidente.

Aunque pareció restar importancia al suceso en sus declaraciones, Trump ha invitado a congresistas de ambos partidos, entre ellos los líderes de los comités de Inteligencia y de las Fuerzas Armadas, a una reunión sobre Irán esta tarde en la Casa Blanca, según varios medios.

"Me resulta difícil creer que fue intencional. Creo que fue alguien imprudente y estúpido el que lo hizo", afirmó Trump a los periodistas al recibir en el Despacho Oval al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

En un primer momento, Trump parecía hablar de un error estratégico cometido por los líderes de Irán, pero después aseguró que tenía una "gran corazonada" de que fue un desliz "por parte de alguien que no debería estar haciendo lo que hicieron".

"No estoy hablando de que el país cometiera un error, estoy diciendo que alguien bajo el mando de ese país cometió un error", aclaró el mandatario.

Unas horas antes, Trump había reaccionado por primera vez al ataque con un tuit de tono amenazante, en el que advirtió: "¡Irán ha cometido un gran error!".

Cuando habló con la prensa, Trump acababa de reunirse con algunos asesores para analizar el derribo del drone, pero subrayó que no quería "hablar demasiado" sobre cuál podría ser la respuesta de EEUU al incidente.

"Pronto lo descubrirán", respondió al ser preguntado por un periodista sobre si planeaba tomar represalias o atacar a Irán.

No obstante, Trump pareció restar importancia al incidente al asegurar que "no había un hombre o mujer en el drone", que por definición es un avión no tripulado, y que eso "habría marcado una gran diferencia".

Pero Trump opinó que el incidente marca "un nuevo bache" en la tensión con Irán, y alertó: "Nuestro país no lo tolerará, eso se lo puedo garantizar".

Aunque los roces con Irán se han disparado desde abril, Trump parece reacio a iniciar un conflicto militar con el país persa, y hoy negó que sus asesores le estén empujando a la guerra.

"No, para nada. De hecho, en muchos casos es lo contrario. Pero ustedes saben que yo quiero salir de estas guerras interminables, fue una promesa de campaña, quiero salir. Ya llevamos (casi) 19 años en Afganistán", recordó.

Un drone de vigilancia RQ-4 (Foto: Fuerza Aérea/Archivo)
Un drone de vigilancia RQ-4 (Foto: Fuerza Aérea/Archivo)

Los Guardianes de la Revolución de Irán fueron quienes anunciaron este jueves del derribo del dron estadounidense, un MQ-4 Triton de reconocimiento no armado, que fue abatido con un misil tierra-aire.

El comandante en jefe de los Guardianes, Hosein Salamí, subrayó que el derribo supone "un mensaje decisivo y claro" para que EEUU respete "la integridad territorial, la seguridad nacional y los intereses vitales de Irán", algo que parece contradecir la versión de Trump de que el suceso no fue intencionado.

De acuerdo con las autoridades iraníes, el drone fue derribado cuando entró en su espacio aéreo, pero el Pentágono ha negado tajantemente esa versión.

Trump insistió este jueves en que el avión volaba sobre "aguas internacionales" y dijo que eso está "científicamente documentado".

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: