El primer diagnóstico realizado por el veterinario estaba equivocado (Foto: Twitter @FranklinHardy)
El primer diagnóstico realizado por el veterinario estaba equivocado (Foto: Twitter @FranklinHardy)

Un hombre en la parte rural de Virginia, en el este de Estados Unidos, cavó la tumba de su perro mientras la mascota lo observaba, pero más tarde no tuvo que usarla, ya que el veterinario corrigió su primer diagnóstico y el animal no fue sacrificado.

"El veterinario le dijo a mi papá por teléfono que su perro tenía que se sacrificado. Que más tarde, él vendría a la casa a hacerlo", comienza su relato Franklin Hardy, un guionista y productor de series de televisión que vive en Los Ángeles, California, del otro lado del continente, en la costa oeste del país norteamericano.

El perro observa a su dueño cavar la tumba (Foto: Twitter @FranklinHardy)
El perro observa a su dueño cavar la tumba (Foto: Twitter @FranklinHardy)

"Entonces, mi padre cavó la tumba del perro Y DEJO QUE EL PERRO MIRARA mientras lo hacía", añadió Franklin, que contó la anécdota en Twitter y recibió en las primeras 48 horas unos 6.600 retuits y unos 36.800 me gusta.

Franklin adjuntó las fotografías del padre cavando la tumba. El perro, sin saber que estaba viendo la que sería su última morada, se acomodó cerca de su dueño y se dedicó a observarlo. La tumba estaba ubicada en una parte de la granja de la familia Hardy.

"El veterinario vino, revisó al perro y dijo que era una falsa alarma. ¡Oops! ¡El perro está bien! Todo lo que sucedió entorno a esto es una locura", detalló Hardy.

Otro ángulo del perro observando la que estuvo a punto de ser su última morada (Foto: Twitter @FranklinHardy)
Otro ángulo del perro observando la que estuvo a punto de ser su última morada (Foto: Twitter @FranklinHardy)
 

Entonces, el guionista cuestionó el primer diagnóstico del médico. "¿Por qué un veterinario sentenciaría a un perro a la muerte por teléfono? Ni idea. Le dije a mi padre que no aparenta ser un muy buen veterinario", dijo. Pero el padre fue certero: "¡Es un gran veterinario!", exclamó, de acuerdo con la narración de su hijo.

Hardy también contó las razones que le dio su padre para dejar ver al perro cómo cavaba la que sería su futura tumba."No parecía molestarle (al perro). Pero, por otra parte, fue un poco difícil para  mí", expresó el señor Hardy.

Algunos de los comentarios en redes sociales a la historia de Hardy (Foto: Twitter @FranklinHardy)
Algunos de los comentarios en redes sociales a la historia de Hardy (Foto: Twitter @FranklinHardy)

"¿Qué puedo decir? Es la vida en la Virginia rural, chicos", concluyó en un tono alegre Hardy hijo. "Tu padre reaccionó de manera un poco fatalística", comentó un usuario en redes sociales. "Se vio veloz con la pala", respondió Hardy. Varios reaccionaron con memes y gifs.

"Me estoy riendo muchísimo con sus comentarios, gracias a todos por preguntar si el perro está bien", respondió Hardy unas horas después. "Mi padre dice que su mascota la está pasando 'famosamente' bien", añadió el escritor, adjuntando una foto del canino de raza golden doodle.