Lori Lightfoot se alzó con la victoria durante los comicios de este martes a la alcaldía de Chicago (Foto: lightfootforchicago.com)

    Lori Lightfoot se alzó con la victoria durante los comicios de este martes a la alcaldía de Chicago (Foto: lightfootforchicago.com)

La ex fiscal Lori Lightfoot hizo historia este martes al convertirse en la primera alcaldesa afroamericana de Chicago, y en la primera regidora abiertamente gay.

Según un recuento publicado por The Associated Press (AP), que consideraba los resultados de más del 70% de los distritos electorales, Lori Lightfoot derrotó con un 74.2% de apoyos a su rival, Toni Preckwinkle, que obtuvo un 25.8% de los votos.

La candidata demócrata Toni Preckwinkle perdió las elecciones con el 25.8% de los votos (Foto: Archivo)
La candidata demócrata Toni Preckwinkle perdió las elecciones con el 25.8% de los votos (Foto: Archivo)

Se cumplieron así las previsiones de los sondeos, que señalaban de forma unánime a Lightfoot como la gran vencedora de la noche,  después de liderar la primera vuelta de febrero, en la que se presentaron un total de 14 candidatos y fueron eliminados 12.

Entonces la ex fiscal, de 56 años, logró el 17.5% de los votos, seguida de Preckwinkle, de 72 años, quien se hizo con el 16.1%. Solo ellas contenderían en la segunda vuelta, escribiendo desde ese día un nuevo capítulo para las crónicas de Chicago, al ser ambas mujeres afroamericanas.

A pesar de su inexperiencia en un cargo administrativo público y en política, Lightfoot batió a la candidata del Partido Demócrata este martes dos de abril, en unas elecciones que se celebraron sin incidentes.

La abogada, que trabajó para el prestigioso bufete privado Mayer Brown LLP., se convirtió en la sucesora de Rahm Emanuel, quien después de ocho años en el poder descartó presentarse a un tercer mandato.

Las propuestas de Lori Lightfoot

Chicago sería, según diversos estudios, la ciudad más corrupta y peligrosa del país (Foto: Archivo)
Chicago sería, según diversos estudios, la ciudad más corrupta y peligrosa del país (Foto: Archivo)

En su lucha por la alcaldía, Lightfoot insistió en la necesidad de combatir la violencia armada que asola a la ciudad, la tercera más poblada de EEUU.

Con 550 homicidios en el año 2018, Chicago se mantuvo como la metrópoli con mayor índice de criminalidad del país, por encima de Nueva York y Los Ángeles.

Lori Lightfoot prometió reformas policiales y se presentó a sí misma como el remedio a las políticas de su antecesor, el demócrata Rahm Emanuel, que durante su mandato cerró colegios públicos en los que estudiaban jóvenes afroamericanos e hispanos por falta de presupuesto.

Explicó que como alcaldesa se centraría en invertir en los vecindarios del oeste y del sur y que aportaría transparencia en el accionar y en las cuentas del ayuntamiento. Su meta, dijo, sería recuperar la confianza de los ciudadanos en su gobierno, después de que un estudio de la Universidad de Illinois asegurara que Chicago es la ciudad más corrupta del país.

Lightfoot investigó la brutalidad policial en “la ciudad de los vientos”, pero las conclusiones del informe resultaron devastadoras (Foto: lightfootforchicago.com)
Lightfoot investigó la brutalidad policial en “la ciudad de los vientos”, pero las conclusiones del informe resultaron devastadoras (Foto: lightfootforchicago.com)

Su relación con el ya ex regidor no fue siempre distante. De hecho, en el año 2014 Rahm Emanuel confió en ella para dirigir un gabinete que investigara la brutalidad policial. La puso al frente del Comité para la Entrega de Cuentas de la Policía después de que un agente blanco asesinara al adolescente afroamericano Laquan McDonald de 16 disparos.

El informe elaborado por el gabinete fue devastador. Concluyó que el departamento de policía sufría de un racismo sistemático. Lightfoot dimitió y se alejó del alcalde. Entonces ella era una figura desconocida para la gran mayoría de los ciudadanos de Chicago, pero eso cambió uando decidió presentar su candidatura a las urnas.

El miércoles se reunirá en conferencia de prensa con su rival Toni Preckwinkle, quien la acusó durante la campaña electoral de ser "una acaudalada abogada corporativa" y de no tener suficiente experiencia. Y es probable que la candidata demócrata deba pronunciar en el encuentro las palabras que Lightfoot reconoció hace semanas que quería escuchar de su contrincante: "Felicidades alcaldesa".