Algunas de las fotografías tomadas de más de 900 anuarios que investigó el diario USA Today. En uno de ellos descubrió que una de sus máximas autoridades estaba involucrada (USA Today)
Algunas de las fotografías tomadas de más de 900 anuarios que investigó el diario USA Today. En uno de ellos descubrió que una de sus máximas autoridades estaba involucrada (USA Today)

El USA Today lo presentó como una de las más importantes y largas investigaciones que hizo el diario. En ella se pusieron sobre la mesa 900 anuarios hechos en diversas universidades a lo largo de todo Estados Unidos. Y la mayoría de ellos mostraban fotografías racistas, con jóvenes estudiantes envueltos en macabros trajes del Ku Klux Klan (KKK), sus caras pintadas de negro para mofarse de los afroamericanos y otras muestras de intolerancia racial.

El título de la investigación fue: "Caras negras, capuchas KKK y linchamientos simulados: la revisión de 900 anuarios encuentra un racismo descarado". Las imágenes que muestra la edición de este jueves son burlonas, cínicas y desagradables.

Pueden verse a los universitarios de 120 casas de altos estudios tomándose fotografías simulando asesinatos contra negros o imitando de manera satírica los logros de deportistas, artistas y políticos representantes de esa minoría norteamericana.

El trabajo fue titánico. Envolvió a más de 78 periodistas que debieron estudiar página por página más de 900 anuarios de 120 universidades alrededor de 25 estados. Se enfocaron en los años 70 y 80. Querían ver si algún político o figura relevante de la actualidad podría estar involucrado en esas desagradables representaciones racistas.

La investigación surgió a partir de la fotografía que se conoció del gobernador de Virginia, Ralph Northam, vistiendo una túnica del KKK. El líder estatal del Partido Demócrata negó ser el hombre de la imagen, pero la duda quedó sobre su cabeza. "¿Qué otro alto funcionario podría estar atravesado por tales imágenes?", se plantearon en el USA Today. Y se lanzaron a la particular y ambiciosa tarea.

El gobernador de Virginia Ralph Northam, acompañado de su esposa Pamela se defiende de las acusaciones y dice que no es el sujeto vestido con una túnica del Ku Klux Klan en un anuario de su universidad (Reuters)
El gobernador de Virginia Ralph Northam, acompañado de su esposa Pamela se defiende de las acusaciones y dice que no es el sujeto vestido con una túnica del Ku Klux Klan en un anuario de su universidad (Reuters)
El anuario donde se ve una fotografía de dos jóvenes -uno sindicado como el gobernador Ralph Northam- disfrazados de afroamericanos y con una túnica del Ku Klux Klan
El anuario donde se ve una fotografía de dos jóvenes -uno sindicado como el gobernador Ralph Northam- disfrazados de afroamericanos y con una túnica del Ku Klux Klan

"Las viejas fotos del anuario capturan los momentos alegres de la universidad que valen la pena recordar: caras sonrientes, mítines y latas de cerveza barata. Pero escondidas entre esas mismas páginas hay fotos de estudiantes vestidos con túnicas del Ku Klux Klan y caras negras, ahorcamientos y linchamientos simulados, muestras de racismo que no se ocultan, sino que se memorizan como bromas para reirse más tarde", comienza su fantástica crónica Brett Murphy.

En total, como resultado de la minuciosa investigación, los reporteros del equipo conducido por Murphy recolectaron 200 ejemplos de material ofensivo o racista.

Sin embargo, la sorpresa lejos estuvo de desenmascarar el pasado de algún político de renombre -que siguiera los pasos de Northam-, sino por el contrario, los periodistas del USA Today, uno de los mayores y más populares diarios de los Estados Unidos, descubrieron que una de sus máximas autoridades formó parte de esa cultura despreciable.

Una de las tantas fotografías que los reporteros asignados a la investigación de los anuarios hallaron (USA Today)
Una de las tantas fotografías que los reporteros asignados a la investigación de los anuarios hallaron (USA Today)

Nicole Carroll, editora en jefe del periódico desde marzo de 2018, fue la encargada del diseño de uno de esos anuarios -1989- donde pueden verse fotos de dos estudiantes, durante una fiesta de Halloween, maquillados y disfrazados como si fueran la actriz Robin Givens y el boxeador Mike Tyson, ambos afroamericanos.

La carrera de Carroll era muy reconocida. Bajo su conducción logró que los medios en los que estuvo obtuvieran nominaciones o Premios Pulitzer por su labor periodística.  Recibió el prestigioso premio Editor del año por parte de la National Press Foundation en 2017 y en 2018 fue elegida para el consejo de la Sociedad Americana de Editores de Noticias.

Hoy, Carroll escribió una sentida columna en la que se disculpó por su participación en aquel anuario cuando tenía 21 años. En una columna que lleva su firma, la editora en jefe del USA Today indicó: "Me convertí en parte de nuestro artículo sobre imágenes racistas en anuarios universitarios. Estoy aquí para disculparme por publicar esa foto".

En su largo descargo, la periodista dijo: "La noticia está llena de imágenes de caras en negro. No puede haber debate sobre si tales imágenes son racistas e hirientes. Lo son. Recientemente me informaron que estaba involucrada en la publicación de una foto de este tipo cuando estaba en la universidad. El anuario de 1988-89 que edité en la Universidad Estatal de Arizona incluía una foto de dos personas en una fiesta de Halloween disfrazados de Mike Tyson y Robin Givens. Es horrible, y por supuesto la foto no debería haber sido publicada".

Nicole Carroll, editora en jefe del diario USA Today
Nicole Carroll, editora en jefe del diario USA Today

"Lamento el dolor que causé en ese entonces y el daño que causará hoy. La imagen fue descubierta como parte de una revisión de los anuarios de esa época hecha por la red (de periodistas) del Usa Today. Me sorprendió ya que no tenía recuerdos de esa foto. Claramente el yo de 21 años que supervisaba el libro y esa página no entendía cuán ofensiva era la foto. Ojala lo hubiera entendido. Hoy, con 51 años, yo, por supuesto, entiendo y me aplasta este error. Quiero disculparme públicamente. Como periodistas, debemos responsabilizarnos como lo hacemos con los demás y es importante que reconozca este mal juicio", continuó Carroll su perdón público.

Carroll también hizo una declaración para el artículo original, en el cual hacen referencia a su participación en el cuestionado anuario y explican que la editora se excusó de trabajar en el material por verse envuelta en la propia historia. "Me sorprendió cuando un colega me habló de mi papel en la publicación de una foto racista y dolorosa en mi anuario de la universidad. Realmente lamento el daño que causó mi ignorancia en ese momento, y el dolor que causará ahora, 30 años después".

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: