Cuando la policía llegó a la línea del tren que corre paralela a la carretera 837 en la ciudad de Duquesne, en Pensilvania, encontró un auto Kia de color blanco sobre los rieles a escasos metros del pavimento.

Eran cerca de las 10 de la noche del miércoles, y la conductora, una mujer del poblado de Sewickley, cuyo nombre no se ha revelado, no solo no estaba borracha, sino que siquiera daba señales de haber bebido.

La intersección de Duquesne Boulevard (o carretera 837) y avenida Grant, en Duquesne, Pensilvania, donde la mujer se subió con su auto a la línea del ferrocarril (Foto: Google Maps)
La intersección de Duquesne Boulevard (o carretera 837) y avenida Grant, en Duquesne, Pensilvania, donde la mujer se subió con su auto a la línea del ferrocarril (Foto: Google Maps)

"La persona del sexo femenino estaba sobria ciento por ciento y no tenía ninguna condición médica que afectara su capacidad para conducir un vehículo", escribieron los agentes en la cuenta de Facebook del Departamento.

Cuando le preguntaron cómo era posible entonces que su auto hubiera terminado allí, la respuesta los dejó atónitos.

"El GPS me indicó que fuera por ahí", respondió la mujer, refiriéndose al dispositivo de geolocalización satelital que marcaba su ruta.

Después de breves pesquisas, las autoridades ordenaron remolcar el vehículo y la mujer recibió una multa por conducir irresponsablemente.

La intersección donde se salió de la vía para subirse a los rieles del ferrocarril une la carretera 837 con la Avenida Grant, y tiene un semáforo al lado del cual hay un cartel que dice: "No doblar a la derecha con la luz roja".

“Hay una constelación de satélites operativos para servicios de GPS, en octubre eran 31”, dice el Gobierno en su información sobre el servicio de geolocalización, que pagan los contribuyentes
“Hay una constelación de satélites operativos para servicios de GPS, en octubre eran 31”, dice el Gobierno en su información sobre el servicio de geolocalización, que pagan los contribuyentes

El gobierno de los Estados Unidos dice que actualmente hay una constelación de satélites transmitiendo señales de radio para los usuarios de GPS, que el sistema es operado por el Pentágono y que se paga con dinero de los contribuyentes.

Al menos 24 de estos satélites están operativos 95 por ciento del tiempo. De acuerdo con la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, el mes pasado la cifra era de 31.

Satélite Block IIF para servicios de GPS
Satélite Block IIF para servicios de GPS

Los hay de varios tipos: Block IIA de segunda generación (Advanced), los Block IIR (Replenishment), los Block IIR-M (Modernized), y tres variantes de los Block IIF (Follow-on).

El post publicado por la Policía de Duquesne en su cuenta de Facebook se inundó de comentarios con bromas sobre el incidente. Uno de ellos dice: "¿Adónde fue a parar el sentido común? Me estoy rascando la cabeza".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: