Dori Myers fue sentenciada a 10 años bajo libertad condicional
Dori Myers fue sentenciada a 10 años bajo libertad condicional

Una maestra del Bronx, que confesó haber tenido varios episodios de tipo sexual con un niño de 14 años, deberá ser registrada como una delincuente sexual pero podría volver a enseñar de nuevo.

Dori Meyers fue sentenciada el miércoles a 10 años bajo libertad condicional luego de declararse culpable el pasado mes de agosto por un acto sexual criminal de segundo grado. El delito mayor obligará a la docente de 30 años a registrarse como una delincuente sexual de nivel 1, luego de que esta le practicara sexo oral a uno de sus alumnos en repetidas oportunidades.

Los fiscales le habían solicitado al juez Michael Obus que Myers pasara dos años tras las rejas, además de retirarle su certificado de enseñanza. Pero en su lugar, un pacto negociado le permitirá a la maestra permanecer en libertad y conservar su certificado de maestra.

La ex maestra podrá conservar su certificado de educadora
La ex maestra podrá conservar su certificado de educadora

"Cada caso de define según sus propios méritos y cualquiera hayan sido las condiciones de la negociación, ambas partes accedieron a aceptarlas" dijo Lucian Chalfen, un vocero de la oficina estatal de la corte.

Myers fue despedida de su trabajo como maestra luego de declararse culpable de un delito mayor el pasado mes de agosto, compartió Douglas Cohen, un vocero del departamento de educación de la ciudad de Nueva York.

Desde 2014, Myers había enseñado la asignatura de estudios sociales en la Nueva Escuela del Liderazgo, ubicada en el barrio del Bronx. Fue alejada inmediatamente de sus alumnos luego de su arresto el pasado mes de enero.

Myers solía compartir fotos en redes sociales donde mostraba su afición por el alcohol
Myers solía compartir fotos en redes sociales donde mostraba su afición por el alcohol

Myers había sido acusada de practicarle sexo oral a un niño de 14 años en una vivienda de Washington Heights el 1 de noviembre de 2017, según reportes de la corte.

El joven confesó a uno de sus compañeros su relación con la maestra, lo que terminó desencadenando en el arresto.

El esposo de Myers, un sheriff del condado de Rockland, estuvo ausente en corte el día que se dictaminó la sentencia.