Facebook siempre negó ser un medio. Hasta que en un juicio le resultó conveniente protegerse bajo la garantía constitucional de libertad de expresión. (Dado Ruvic/Reuters)
Facebook siempre negó ser un medio. Hasta que en un juicio le resultó conveniente protegerse bajo la garantía constitucional de libertad de expresión. (Dado Ruvic/Reuters)

Cada vez que se cuestiona el modo en que afectó la circulación libre de la información, Facebook responde que es una plataforma tecnológica, una herramienta neutral, no una casa editora ni un medio. Sin embargo, para defenderse en una causa que se sigue en los tribunales de Redwood City, California, los abogados de la red social argumentaron que es una casa editora, una compañía que toma decisiones editoriales, y que por eso está protegida por la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

"La declaración contradictoria es la táctica más reciente que Facebook emplea en una demanda importante, que expone la tensión en aumento ante la corporación de Silicon Valley que durante mucho tiempo se ha presentado como una plataforma neutral que no tiene las responsabilidades tradicionales del periodismo", señaló The Guardian.

Sonal Mehta, abogada de Facebook, dijo que las decisiones sobre el acceso a los datos eran "la quintaesencia de la función del editor" y constituían actividad "protegida". Agregó que eso "incluye tanto la decisión de qué publicar como la decisión de qué no publicar".

Mark Zuckerberg enfrenta un juicio por haber creado “un plan malicioso y fraudulento” para explotar los datos personales de los usuarios. (Christian Hartmann/Reuters)
Mark Zuckerberg enfrenta un juicio por haber creado “un plan malicioso y fraudulento” para explotar los datos personales de los usuarios. (Christian Hartmann/Reuters)

David Godkin, abogado de la startup que inició el juicio, Six4Three, comentó esa defensa en el diario británico: "Durante años, Facebook se la ha pasado diciendo públicamente que no es un medio. Esto es un giro de 180 grados".

La demanda alega que Mark Zuckerberg desarrolló "un plan malicioso y fraudulento" para explotar los datos personales de los usuarios y llevar a la quiebra a las compañías rivales. Six4Three argumenta que Facebook alentó a los desarrolladores de apps para que usaran su plataforma para crear productos a partir del acceso a las enormes cantidades de información de sus usuarios, y que luego cortó su acceso, lo que constituye defraudación.

En su defensa, Mehta negó las acusaciones y enfatizó que las decisiones de Facebook sobre acceso están protegidas por la libertad de expresión. Incluso comparó la red social con los medios tradicionales:  "La discrecionalidad del editor es un derecho de la libertad de expresión más allá de cuál sea el medio tecnológico que se emplee. Un periódico tiene una función de casa editorial tanto en su sitio de internet como en una edición impresa o en las alertas de noticias".

La contradicción en los argumentos de la abogada de Facebook llegó al punto de comparar la plataforma con los medios tradicionales. (Reuters)
La contradicción en los argumentos de la abogada de Facebook llegó al punto de comparar la plataforma con los medios tradicionales. (Reuters)

Cuando comenzó el escándalo de las noticias falsas y cuando se amplió a las operaciones de agentes rusos en la plataforma, Facebook rechazó las responsabilidades legales de una casa editorial, al igual que en otras ocasiones cuando enfrentó acusaciones de censura. En cada ocasión respondió que no era un medio, ni tenía discrecionalidad de editor, sino una plataforma tecnológica y, por ende, una herramienta neutral.

Eric Goldman, profesor de Derecho en la Universidad de Santa Clara, comentó a The Guardian: "Es políticamente expeditivo evadir la responsabilidad de tomar decisiones editoriales al argumentar que se es una plataforma. Pero [Facebook] toma decisiones editoriales todo el tiempo, y cada vez con más frecuencia".

Para mayor contradicción, en el mismo caso de Six4Three, en el que argumenta que tiene los atributos editoriales que protege la Primera Enmienda, Facebook citó el artículo 230 la Ley de Decencia en las Comunicaciones que le permite definirse como un "servicio para computadoras" que no debería ser "tratado como el editor" para no ser responsable del contenido que publican los usuarios en sus cuentas.

Por los escándalos de las noticias falsas y las operaciones de agentes rusos, Facebook ha deslindado su responsabilidad diciendo que no es un medio sino una plataforma neutral. (Reuters)
Por los escándalos de las noticias falsas y las operaciones de agentes rusos, Facebook ha deslindado su responsabilidad diciendo que no es un medio sino una plataforma neutral. (Reuters)

"Me resulta conflictivo en lo esencial", dijo al periódico británico Jane Kirtley, profesora de Medios, Ética y Derecho en la Universidad de Minnesota. "Por un lado, trata de argumentar que es un editor que toma decisiones editoriales. Pero entonces se da vuelta y dice que está protegido por [el artículo 230] porque no es una casa editorial".

Natalie Naugle, consejera legal de la compañía de Zuckerberg, envió una declaración a The Guardian: "En la audiencia de hoy Facebook explicó que decidimos qué contenido poner a disposición mediante nuestra plataforma, un derecho protegido por el artículo 230. Como muchas otras empresas tecnológicas, confiamos en la discrecionalidad que protege esta ley para controlar los comportamientos malos en  nuestro servicio".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: