La explosión en el ferry del 21 de febrero pasado

Las autoridades estadounidenses revelaron que este 1 de marzo, las fuerzas mexicanas identificaron un explosivo que no llegó a estallar en uno de los ferries que cubre la ruta Playa del Carmen- Cozumel. El incidente se suma a la explosión de uno de esos barcos el 21 de febrero por lo que el Departamento de Estado emitió la "alerta de seguridad".

"Los empleados del gobierno de EEUU tienen prohibido usar todos los ferries turísticos en esta ruta hasta nuevo aviso. Las autoridades mexicanas y estadounidenses continúan investigando", afirma la circular.

Además ofrece consejos para los ciudadanos estadounidenses en México: "Sé consciente de tu entorno y ten precaución, compre seguro de viaje que lo cubra específicamente en México e incluya seguro de evacuación médica, y póngase en contacto con la Embajada o el Consulado de EEUU más cercano si necesita ayuda".

El 21 de marzo pasado explotó un ferry minutos después de que la embarcación atracara en el balneario de Riviera Maya, y cuando los últimos pasajeros se preparaban para descender. En total, se registraron 24 heridos y algunos de ellos, de gravedad.

La propietaria de la embarcación, que salió de la isla de Cozumel al mediodía, es la naviera Barcos Caribe, que tiene entre sus principales accionistas a familiares del ex gobernador del estado Roberto Borge Angulo.

La explosión se produjo en lo que conocen como la cubierta intermedia de la embarcación, en una zona donde solo está permitido el acceso de pasajeros, ya que todo el equipaje es colocado en otro compartimiento.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: