En la víspera de su gira por algunos países de América Latina, Rex Tillerson, secretario de Estado norteamericano, planteó la posibilidad de un cambio de gobierno en Venezuela mediante una dimisión de Nicolás Maduro o una sublevación militar.

"En la historia de Venezuela y otros países sudamericanos, muchas veces el ejército es el agente del cambio cuando las cosas están tan mal y el liderazgo ya no puede servir a la gente (…) Nosotros queremos que sea un cambio pacífico. Eso siempre es mejor que la alternativa, un cambio violento", manifestó el diplomático, según consigna la cadena BBC.

En caso de una posible renuncia de  Maduro, agregó: "Estoy seguro de que tiene amigos en Cuba que le pueden dar una buena hacienda junto a la playa y hasta llevar una buena vida allá".

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos alertó sobre la crisis en Venezuela y la "presencia creciente" de China y Rusia en Latinoamérica, al lanzar la estrategia del gobierno de Donald Trump para las Américas y antes de iniciar su primera gira por la región.

"Los venezolanos mueren de hambre, el saqueo es común y los enfermos no reciben atención médica que necesitan. El pueblo venezolano sufre por un régimen corrupto que roba a su propio pueblo", afirmó el secretario de Estado, en un discurso en la Universidad de Texas en Austin donde también señaló que "el régimen de Maduro es el verdadero culpable y debe rendir cuentas".

"EEUU ha impuesto sanciones a más de cuarenta funcionarios actuales o pasados del gobierno venezolano, individuos que apoyan a Maduro y sus esfuerzos para socavar la democracia. El mundo está despertando al llamado de emergencia del pueblo venezolano", advirtió.

Ante estudiantes, periodistas y autoridades de la universidad en Texas, Rex Tillerson declaró que "Venezuela se encuentra en marcado contraste con el futuro de estabilidad que se siguen otros en el hemisferio. La gran tragedia es que pudiendo Venezuela ser uno de los países más prósperos de la región, es uno de los más pobres del mundo".

Y concluyó que "el régimen corrupto y hostil de Nicolás Maduro en Venezuela se aferra a un sueño y visión anticuados de la región que ya ha sido un fracaso para sus ciudadanos".

Nicolás Maduro (EFE)
Nicolás Maduro (EFE)

El secretario de Estado Rex Tillerson pedirá más presión sobre el Gobierno venezolano en su primera gira en Latinoamérica y el Caribe, que lo llevará a México, Argentina, Perú, Colombia y Jamaica entre este jueves y el 7 de febrero.

De la capital texana viajará este jueves a Ciudad de México, adonde llegará por la tarde-noche y se reunirá con miembros del Gobierno de ese país en la residencia del embajador estadounidense.

En la mañana del viernes tendrá una reunión con los jefes de las misiones diplomáticas de Estados Unidos en México, El Salvador, Nicaragua, Honduras, Guatemala, Panamá, Costa Rica, Belice y el Caribe.

Después se verá con su homólogo mexicano, Luis Videgaray, con quien ofrecerá una rueda de prensa, y más tarde tendrá un encuentro con el presidente del país, Enrique Peña Nieto.

Se baraja que visite dos puntos turísticos icónicos de la capital como el Zócalo o la Catedral Metropolitana antes de volar a Panamá para repostar, reunirse brevemente con el embajador en ese país, John Feeley, y desplazarse a San Carlos de Bariloche (Argentina).

El sábado lo comenzará en el parque nacional Nahuel Huapi, donde subirá a una de las cimas a caballo y conversará sobre intercambios científicos y de investigación.

El domingo viajará a Buenos Aires y comenzará su agenda en la capital participando en una ofrenda floral en el Palacio San Martín de la Cancillería con su homólogo, Jorge Faurie.

Tras reunirse con otros miembros del Gobierno argentino y ofrecer una rueda de prensa, celebrará otra reunión con jefes de misiones diplomáticas estadounidenses, esta vez de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay, Colombia, Perú, Venezuela, Ecuador y Bolivia.

Esa noche verá el Super Bowl, la gran cita del fútbol americano, con "mucha otra gente" en la capital argentina.

El lunes se reunirá con el presidente Mauricio Macri antes de partir a Lima, donde tendrá un encuentro con su homóloga, Cayetana Aljovín.

Mauricio Macri (Analía Garelli/DDC)
Mauricio Macri (Analía Garelli/DDC)

El martes verá al presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, antes de viajar a Bogotá para encontrarse con el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, con quien también tendrá una cena informal de trabajo después de reunirse con su homóloga, María Ángela Holguín.

En Colombia abordará el repunte en la producción de coca y cocaína, pero también destacará la colaboración bilateral en la lucha contra el tráfico de drogas.

El miércoles volará a Kingston (Jamaica) para conversar con el primer ministro, Andrew Holness, y la ministra de Exteriores, Kamina Johnson Smith, antes de viajar de vuelta a Washington.

LEA MÁS: