Mark Zuckerberg y Jack Dorsey
Mark Zuckerberg y Jack Dorsey

En una carta a los directores de Facebook y Twitter, Mark Zuckerberg y Jack Dorsey, respectivamente, la senadora demócrata Dianne Feinstein y el diputado demócrata Adam Schiff pidieron que ambas compañías investiguen si cuentas rusas alimentaron la imposición de algunos hashtags como parte de una amplia campaña.

La internacional Alianza para la Seguridad de la Democracia había informado de una importante actividad rusa en los hashtag, aunque los métodos detrás de esa atribución siguen sin estar claros.

"Si estos informes son precisos estamos siendo testigos de un ataque en curso por parte del gobierno ruso a través de actores de medios sociales vinculados al Kremlin que actúan directamente para intervenir e influir en nuestro proceso democrático", señala la carta. Y agrega: "Esto debería ser desconcertante para todos los estadounidenses, pero especialmente para sus empresas ya que, una vez más, parece que la gran mayoría de los esfuerzos rusos se concentran en sus plataformas".

Schiff y Feinstein solicitan a las empresas que detallen cuántas cuentas vinculadas a las operaciones de influencia rusa estuvieron involucradas en el hashtag y cuántos usuarios legítimos han estado expuestos. El informe resultante se presentará al Congreso y al público antes del 26 de enero, un plazo de solo tres días.

Un fragmento de la carta remarca lo siguiente:

"Entendemos que Facebook y Twitter han desarrollado una gran experiencia en la identificación de cuentas no auténticas y maliciosas. Por lo tanto, les solicitamos que realicen un examen forense en profundidad de esta actividad en sus plataformas para determinar:

1. Si hay, y cuántas, cuentas vinculadas a las operaciones de influencia rusa involucradas en esta campaña;

2. La frecuencia y el volumen de las publicaciones sobre este tema; y

3. ¿Cuántos usuarios legítimos de Twitter y Facebook han estado expuestos a esta campaña?".

(Shutterstock)
(Shutterstock)

Ambas compañías ya han sido objeto de críticas importantes por publicar avisos electorales financiados por Rusia durante la campaña, una violación de la ley electoral federal. El año pasado, Facebook y Twitter testificaron ante el Congreso y compilaron informes detallados sobre anuncios rusos.

El problema de las cuentas impagas ha resultado ser aún más difícil de abordar, y hay pocas propuestas del Congreso o de la industria sobre cómo abordar el problema. A principios de este mes, Twitter admitió que hasta 700.000 usuarios habían estado expuestos a la propaganda rusa en el transcurso de la campaña.

"Twitter se compromete a abordar la actividad maliciosa en nuestra plataforma, y ​​tomamos muy en serio cualquier afirmación de dicha actividad", dijo un vocero cuando fue contactado por el medio The Verge por la carta de los congresistas. "Esperamos trabajar estrechamente con la senadora Feinstein y el diputado Schiff para responder a sus preguntas", agregó. Facebook no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Esta es la carta completa:

LEA MÁS: