Donald Trump afirmó que el DACA "está probablemente muerto" y culpó a los demócratas

El presidente estadounidense se refirió así al programa de los "dreamers" que derogó el año pasado. El Congreso tiene plazo hasta marzo para hallar una alternativa para los 680 mil beneficiarios, pero el oficialismo sujeta su aprobación a la aprobación de fondos para la construcción del muro

El presidente Donald Trump  (Reuters)
El presidente Donald Trump  (Reuters)

Donald Trump indicó este martes que le programa DACA para los "dreamers" está "probablemente muerto", culpando a la oposición demócrata, que debe acordar con el oficialismo antes de marzo un proyecto de ley para dar una opción a los beneficiarios de quedarse en el país.

Para el mandatario estadounidense, los congresistas demócratas "realmente no quieren" mantener el sistema, ya que "solo quieren hablar y sacarle dinero a los militares, que se necesita desesperadamente".

Posteriormente, agregó: "Yo, como presidente, quiero que llegue al país gente que va a ayudarnos ser fuertes y grandiosos otra vez, gente que llegue a través de un sistema basado en méritos. ¡No más loterías!".

El programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), impulsado por el entonces presidente Barack Obama, ha protegido a más de 800.000 jóvenes de la deportación. Trump fijó para marzo su conclusión a menos que el Congreso logre una solución que él vincula a la financiación del muro.

El pasado septiembre, cuando anunció la derogación del programa, el presidente dio al Congreso seis meses para presentarle una solución para estos indocumentados. La propuesta presentada esta semana por el Partido Republicano plantea un programa similar para los "dreamers", que se renueva cada tres años, pero asigna también 30 mil millones de dólares para la construcción del muro en la frontera con México y elimina el sistema de loterías de "green cards".

Los estudiantes beneficiados por DACA ganaron una orden judicial que bloqueó temporalmente la decisión de la administración Trump de finalizar el programa en marzo.

La medida temporal alivia un poco el temor a la deportación y permite a los beneficiarios del programa renovar sus permisos, pero no despeja totalmente el peligro de una deportación futura a menos que se dé una solución en el Congreso.

Con información de EFE

LEA MÁS:

México: asesinaron a un periodista cerca de la frontera con Estados Unidos

25 números clave para entender el primer año de gobierno de Trump

TE PUEDE INTERESAR