Una familia demandó a Alaska Airlines  y a un contratista luego de que una abuela discapacitada de 74 años sufriera una caída en una escalera mecánica del Aeropuerto Internacional de Portland en junio, y que derivó en su muerte.

Las cámaras de seguridad del aeropuerto capturaron el momento en que Bernice Kekona, que estaba sujeta a la silla de ruedas por un cinturón de seguridad, cae hasta el fondo de las escaleras y aterriza debajo de la pesada silla.

Su familia argumenta que contrató a un contratista como parte del vuelo desde Hawaii a Portland para que se asegurara de que Kekona llegara sana y salva a su vuelo de conexión y que la aerolínea no proveyó el servicio que había prometido.

Bernice Kedona en el hospital luego del accidente
Bernice Kedona en el hospital luego del accidente

En declaraciones después del incidente, Kekona dijo que pensaba que la escalera era un ascensor.

Sin embargo, no pudo retroceder al darse cuenta de su error, y cayó de cabeza por 21 escalones antes de ser asistida por un hombre que estaba subiendo por la escalera que ascendía en sentido contrario y fue testigo del accidente.

Aunque finalmente lograron levantarla, su familia dice que la abuela sufrió un traumatismo en la cabeza y el pecho, una cortadura en el tendón de Aquiles y lesiones en un lado de su cara.

El abogado agregó que Kekona padeció un dolor grave y constante en los meses que sucedieron la caída.

En septiembre, la herida de su tendón contagió una infección que obligó a los médicos a amputarle la pierna por debajo de la rodilla, según detalla la demanda que presentó su familia.

Su presión arterial nunca se recuperó tras las cirugía y Kekona murió al día siguiente.

La familia Kekona
La familia Kekona

Su familia está demandando a Alaska Airlines y al proveedor de salud Huntleigh, que la aerolínea contrata para proveer servicios de discapacidad a través del aeropuerto, por no cumplir el acuerdo de transporte puerta a puerta que habían acordado.

Buscan reparación por daños y perjuicios y cualquier "reparación adicional que el tribunal pueda considerar justa y apropiada" como resultado de la caída fatal de Kekona, puntualizan los documentos judiciales.

"Entre su lesión y su muerte, Bernice incurrió gastos médicos por USD 300.000 para tratar sus lesiones", escribieron los abogados Brook Cunningham y Troy Nelson.

Bernice Kekona
Bernice Kekona

De acuerdo a su testimonio, Kekona mostró su pasaje de conexión a un empleado de Alaska Airlines en su puerta de llegada, quién le indicó la dirección a su puerta de embarque. Minutos después, se puede ver a Kekona claramente perdida alrededor de un puesto de control de seguridad y una tienda del aeropuerto.

Alaska Airlines dijo que la investigación del caso está en curso, pero "parece que la Sra. Kekona se negó a prestar asistencia en la terminal y decidió proceder por su cuenta a su vuelo de conexión".

La aerolínea también señaló que su reserva no indicaba ningún "impedimento cognitivo, visual o auditivo", y que Kekona tenía derecho a rechazar los servicios de sillas de rueda.

LEA MÁS: