Más de 70 años después, el Cuerpo de Marines reveló la verdad detrás de la histórica foto de Iwo Jima

25 de febrero de 1945. La fotografía tomada por Joe Rosenthal, de la agencia AP. Recorrió las portadas del mundo y sirvió como inspiración para monumentos por todos los Estados Unidos
25 de febrero de 1945. La fotografía tomada por Joe Rosenthal, de la agencia AP. Recorrió las portadas del mundo y sirvió como inspiración para monumentos por todos los Estados Unidos

La investigación terminó. Y la verdad, finalmente, salió a la luz. Se trata de la foto más representativa de la participación de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. La imagen de Joe Rosenthal que recorrió el mundo y ganó un Premio Pulitzer. Es el momento en que seis marines izan la bandera estadounidense en el Monte Suribachi, en Iwo Jima, una de las mayores batallas contra Japón.

El 3 de mayo pasado, Infobae había detallado la investigación que estaba en curso en el Cuerpo de Marines por un detalle no menor de los héroes que participaron de esa gesta. En la icónica imagen en la que se ven a seis miembros de la Armada de los Estados Unidos, se identificó erróneamente a uno de los protagonistas. Esa división reconoció el error histórico y dio la razón a investigadores privados que llevaron adelante una pericia inédita.

Durante más de 70 años se creyó que el miembro de la enfermería John Bradley había sido uno de los que levantaron el estandarte. Sin embargo, luego de analizar una amplia documentación, se llegó a la conclusión de que quien subió hasta ese lugar fue el soldado de primera clase Harold Schultz.

Harold Schultz. Su nombre reemplazará el de John Bradley como uno de los seis marines que protagonizaron el izamiento de la bandera estadounidense en el Monte Suribachi, en Iwo Jima, Japón
Harold Schultz. Su nombre reemplazará el de John Bradley como uno de los seis marines que protagonizaron el izamiento de la bandera estadounidense en el Monte Suribachi, en Iwo Jima, Japón

Durante toda su vida, sólo una vez mencionó Shultz que había formado parte de esa fotografía histórica. Fue durante una cena a comienzos de los 90, cuando se encontraba reunido con toda su familia y mencionó brevemente ese momento cuando hablaba sobre esa sangrienta batalla en Iwo Jima. El hombre, que dedicó el resto de su vida a trabajar en el correo oficial, murió a los 70 años en 1995. Nunca reconoció públicamente haber sido él el protagonista de esa jornada inmortalizada por Rosenthal, el fotógrafo de la agencia AP.

Su esposa estaba distraída. Fue en ese momento cuando comentó tímidamente: "Yo fui uno de los que izaron la bandera". Su hijastra Dezreen MacDowell le contestó: "¡Dios mío, Harold, eres un héroe!". La respuesta del hombre fue simple: "No, era marine".

"Luego de que dijera eso, quedó claro que él no quería hablar sobre eso. Él era una persona muy humilde del centro del país. Estaba enfermo y murió dos o tres años después", recuerda MacDowell.

En marzo pasado, el comandante del Cuerpo de Marines, el general Robert B. Neller, ordenó una investigación a generales retirados para que determinen las controversias en torno a ese día: 25 de febrero de 1945. El panel llegó a la conclusión seis días después: la historia había descartado injustamente a Shultz de la escena.

James Bradley, hijo del "falso protagonista" de la fotografía, escribió en 2000 el libro Flags of Our Fathers (Banderas de nuestros padres), una obra que permaneció durante casi un año como best seller en los Estados Unidos. Incluso, Clint Eastwood basó una de sus películas en ese material.

John Bradley, hasta ayer se creía que era uno de los seis marines que participaron del izamiento de la bandera en el Monte Suribachi, en Japón. Su hijo escribió un libro que fue best seller. Y Clint Eastwood rodó una película que fue un éxito con su historia
John Bradley, hasta ayer se creía que era uno de los seis marines que participaron del izamiento de la bandera en el Monte Suribachi, en Japón. Su hijo escribió un libro que fue best seller. Y Clint Eastwood rodó una película que fue un éxito con su historia

En mayo pasado, reconoció que ya no creía que su padre fuera el hombre que estuvo en ese momento, sino en una escena previa en la que también se había izado otra bandera estadounidense. Era cierto, la secuencia se repitió, y Rosenthal tomó la icónica imagen la segunda vez. Por tal motivo, había sido acusado de haber armado la secuencia que luego estaría en la portada de los principales diarios del mundo.

A los pocos días de la batalla de Iwo Jima, Schultz cayó enfermo. Fue trasladado y con el tiempo, dado de baja del Cuerpo de Marines. Regresó y el Gobierno lo ayudó a encontrar trabajo en un correo postal. Se mantuvo soltero hasta los 60 años, cuando se casó con la madre de MacDowell, con quien compartió durante décadas el mismo hall de entrada a su humilde casa. Casi nunca hablaron de su participación en la Segunda Guerra Mundial.

El miércoles 22 de junio, el general Neller se comunicó con MacDowell para informarle la conclusión a la que el equipo de investigadores había llegado. "Estoy contenta de que haya tenido su reconocimiento, pero me hubiera gustado que fuera cuando estaba vivo", indicó la mujer en diálogo con The New York Times.

Neller señaló: "Nuestro espíritu de lucha está capturado en esa imagen y es un símbolo del tremendo compromiso de nuestro cuerpo, lo que hicieron juntos y lo que ellos representaron es lo más importante. Eso no cambia". El militar anunció, además, que en cada monumento donde figuren los nombres de los seis héroes se corregirá el error histórico: ya no dirá John Bradley, sino Harold Shultz, el hombre que mantuvo el secreto hasta poco antes de morir.

MAS NOTICIAS