Gareth Southgate tiene 47 años y desde septiembre de 2016 se hizo cargo de la selección mayor de Inglaterra (Reuters)
Gareth Southgate tiene 47 años y desde septiembre de 2016 se hizo cargo de la selección mayor de Inglaterra (Reuters)

Hace 28 años que no juega una semifinal. Ante Colombia ganó su primera tanda de penales. A Panamá le ganó 6 a 1 en su mayor goleada de todos los tiempos. La victoria por 2 a 0 a Suecia lo depositó entre los cuatro mejores de la Copa del Mundo. Lo que está haciendo Inglaterra en el Mundial de Rusia 2018 despertó el entusiasmo de todo el país británico. En Inglaterra hay fiebre por la selección, un furor que se contrasta en Southgate y su chaleco.

El técnico se convirtió en un emblema de la tercera selección más joven del mundial con un promedio de edad de 25,7 años. Desde que asumió, en septiembre de 2016 luego de dirigir al Sub 23, revolucionó el fútbol inglés con una conducción integral, con un liderazgo que demandó la reconstrucción de la identidad y demostró la validez de un proyecto de largo alcance. Los resultados lo avalan y la camada de jugadores respalda su ciclo.

La marca de trajes que viste a la selección inglesa informó que la venta de chalecos se incrementó un 35% (Reuters)
La marca de trajes que viste a la selección inglesa informó que la venta de chalecos se incrementó un 35% (Reuters)

Pero Gareth Southgate es referencia en otros ámbitos. Su figura en la selección lo encumbró como ícono de la moda. Su prestancia y su elegancia fundó un estilo que desató el fervor de los hinchas ingleses. El técnico viste como un lord inglés: chaleco de un traje de tres piezas a tono con el color marina del pantalón, una corbata con los colores patrios, zapatos negros y reloj de corte deportivo completan su vestuario tradicional.

El chaleco de Southgate se masificó en la comunidad y se reprodujo en los medios. Marks & Spencer, proveedora oficial de trajes de la selección inglesa desde 2007, difundió que la venta de chalecos aumentó un 35% y el sitio de búsqueda de moda Lyst informó que las consultas sobre chalecos se incrementaron un 41% desde el comienzo de la Copa del Mundo. En las tribunas, son cada vez más los hinchas que asisten al partido "disfrazados" como Southgate, con el imprescindible chaleco.

Imagen del técnico de Inglaterra durante el himno antes del partido ante Suecia (Reuters)
Imagen del técnico de Inglaterra durante el himno antes del partido ante Suecia (Reuters)

Los medios ingleses asimilaron y expandieron la moda. El diario The Sun publicó una guía práctica sobre cómo debe usarse un chaleco en diferentes ámbitos de la vida cotidiana. Daily Star entregó en su publicación de domingo "your lucky Southgate waistcoat", un cartón recortable para vestir la indumentaria insignia del entrenador de moda, acompañada por un instructivo. El Daily Mail incluso publicó el costo total del look british del técnico: 430 libras esterlinas, casi 570 dólares, por un vestuario que va desde los zapatos hasta el pañuelo.

Se creó un "efecto Southgate". En las redes sociales, se viralizó el hashtag "GarethSouthgateWould" en el que el técnico protagoniza situaciones convencionales e irrisorias mediante la sátira de su don servicial, gentil, amable y refinado. Circula un pronunciamiento cultural a "ser cada vez más Southgate", en honor a su educación y a su elegancia, y a efectos del éxito deportivo del equipo inglés.

El chaleco cuesta 65 libras (84 dólares) y es de lana entallado. Lo utiliza en homenaje a su abuelo Arthur Toll, un ex servidor de la Royal Marine. Sobre su posición como referente de estilo, el propio Southgate rechazó la teoría: "Me sorprende, porque como centrocampista que ha recibido muchos goles en la cabeza, normalmente no debería ser un ícono de la moda. Conozco mis puntos fuertes y sé que no soy ningún David Beckham. Esto muestra una vez más que en la vida todo es posible".

Seguí leyendo: