Cuál fue el insultó que halagó a Janelly Farías, jugadora de América femenil, en Twitter

La jugadora azulcrema cambió su usuario de Twitter a Mexican Rapinoe, luego de que un seguidor intentara ofenderla. Sin embargo, se lo tomó como un halago

Janelly Farías lucha en contra de la homofobia y la discriminación (Foto: Kelvin Kuo/ REUTERS)
Janelly Farías lucha en contra de la homofobia y la discriminación (Foto: Kelvin Kuo/ REUTERS)

Janelly Farías, jugadora del Club América Femenil, fue blanco de críticas luego de dar a conocer su orientación sexual. La azulcrema modificó su nombre de usuario en Twitter a “Mexican Rapinoe” luego de tomarse como un halago lo que un seguidor expresó como ofensa.

“Eres la Megan Rapinoe mexicana, solo pinta tu cabello. Los liberales me enferman”, escribió el usuario ozzy_mac. La jugadora de las Águilas respondió: “Cuando alguien intenta ofenderte pero lo percibes como el mayor de los cumplidos”, se lee en su red social.

Luego de cambiarse el nombre de usuario, etiquetó a Megan Rapinoe, quien hace dos años, fue seleccionada como la Mejor Jugadora de 2019 por la FIFA y recibió el Balón de Oro Femenino anual.

La jugadora estadounidense le respondió a Farías de manera muy peculiar: " La Megan Rapinoe mexicana, suena divertido. Ahora voy a tener que cambiar a American Megan Rapinoe”, escribió en su cuenta de Twitter.

Mexican Rapinoe fue el nuevo nombnre de usuario de la jugadora Águila y se tomó una crítica como halago (Foto:Twitter@janellyfarias)
Mexican Rapinoe fue el nuevo nombnre de usuario de la jugadora Águila y se tomó una crítica como halago (Foto:Twitter@janellyfarias)

Janelly Farías, defensa del América, no sólo busca brillar en el futbol de la Liga MX Femenil y ser parte de la Selección Mexicana, también lucha contra la homofobia. La azulcrema reveló que debido a su orientación sexual fue rechazada por su familia, lo que casi le obligó a dejar el futbol.

Mi familia me rechazó por ser gay, fue uno de los tiempos más difíciles de mi vida. Perdí la pasión por el futbol, por todo”, explicó Farías en una entrevista con un diario inglés. Además explicó que en la Universidad no pudo jugar por la misma causa: “Dejé de jugar futbol en mi último año de universidad, ni siquiera terminé jugando”.

Fue el nacimiento de su sobrino el que hizo que se reencontrara con su familia, a la que califica como “una familia mexicana muy machista”. No obstante, Farías no quiso dejar el balompié y armó un plan para volver a las canchas: “Tuve muchos trabajos. Fui entrenadora personal, entrenadora privada de futbol, entrenadora de futbol, directora atlética”, apuntó.

Defendiendo su homosexualidad, Janelly Farías exigió respeto para ella, y para todas las personas que han sentido atacadas y sienten que “no pueden vivir una vida auténtica”.

La jugadora del América ha aprovechado su impacto en redes sociales para ser la “voz de aquellos que no pueden”. Pues durante conferencias y entrevistas ha expresado su compromiso por defender la justicia y la no discriminación en todos los sectores de la sociedad.

 Megan Rapinoe expresó su apoyo a la mexicana (Foto: Benoit Tessier/ REUTERS)
Megan Rapinoe expresó su apoyo a la mexicana (Foto: Benoit Tessier/ REUTERS)

La mexicana hizo historia, ya que se convirtió en la primera futbolista profesional mexicana en dar una conferencia en la prestigiosa Universidad de Harvard. Dicha plática trató, precisamente, sobre género, discriminación y sexualidad en el deporte.

En la ponencia, reveló un episodio bastante triste en su vida, ya que, de no haber sido por su sobrino Christian y el apoyo que le dio su hermano menor, quizá no estaría donde ahora se encuentra.

“Él me salvó la vida (Christian). Yo estaba en el punto más bajo, donde me quería quitar la vida. Él tenía año, año y medio. Cuando nació, poco a poco me fui acercando a él. Un día que quise quitarme la vida fui a verlo y el niño me abrazó. En ese momento él sintió mi dolor; en cambio, yo sentí su amor. Y algo en ese momento cambió mi perspectiva de la vida; supe que tenía que encontrar la manera de que mis papás me aceptaran”, aseguró.

Asimismo, Janelly afirmó que temas como la homofobia, el machismo y la discriminación deben ser hablados abiertamente, pues esto ayudará a que las personas que atraviesen por problemas similares a los que ella enfrentó a no sentirse solas.

SEGUIR LEYENDO: