Los secretos de Pepe Sand, el goleador eterno que va en busca de un nuevo récord con Lanús rodeado de chicos a los que dobla en edad

Muchos de sus compañeros no habían nacido cuando él debutó en Primera. Sus goles “polémicos” y qué hará cuando se retire del fútbol. Es el jugador argentino más veterano en convertir en la Copa Sudamericana

Siempre con un gol en la boca. José Sand festeja ante Vélez en el camino hacia la final de la Sudamericana.
Siempre con un gol en la boca. José Sand festeja ante Vélez en el camino hacia la final de la Sudamericana.

Acaso cuando el próximo 17 de julio cumpla 41 años, José Sand ya se encuentre pensando más en jugar para Barrio Norte de su Corrientes natal o hasta en ser presidente de este club en el que se inició como futbolista, porque siente que las rodillas lo complican cada día más, pero no querrá retirarse sin liderar con sus jóvenes compañeros y entrenador el logro de un nuevo título para Lanús, la Copa Sudamericana 2020.

Cuando José Sand marcó su primer gol profesional a los 19 años, vistiendo la camiseta de Colón de Santa Fe (al que llegó a préstamo desde River) ante Gimnasia y Esgrima La Plata, algunos de sus actuales compañeros “granates” no habían nacido.

Lautaro Morales, Nicolás Aguirre, Alexandro Bernabei, Pedro De la Vega, Julián Aude, Franco Orozco, Gonzalo Torres y Pablo Aranda no habían nacido cuando Sand marcó el primer gol de su carrera profesional. Facundo Pérez tenía sólo 43 días de vida, Matías Pérez y Matías Esquivel, apenas seis meses. Nicolás Thailer y Tomás Belmonte, un año de edad. Lucas Vera, poco más de dos, Lucas Acosta, cuatro. Nicolás Morgantini, Nicolás Orsini y Alexis Pérez, cinco. Facundo Quignón, seis, Lautaro Acosta, once y Fernando Belluschi, dieciséis (debutó en primera tres años más tarde, el 8 de septiembre de 2002). Hasta el propio director técnico “granate”. Luis Zubeldía, es algo menor que Sand, porque acaba de cumplir los 40 el pasado 13 de enero.

Con 39 años, en 2019, ya se hablaba del final de su paso por Lanús, y acaso por el fútbol de Primera, cuando se acercaba el 30 de junio, pero acabó renovando su contrato con Lanús por un año más y no sólo por el hecho de perdurar, porque jugó todos los partidos del equipo en el año (29) y todos los minutos (2610).

En cambio, el extraño 2020, con la pandemia y la interrupción del fútbol por siete meses entre marzo y octubre, pudo ser determinante en su decisión de ir pensando en un final de ciclo según él mismo admitió al programa De una con Niembro: “Soy medio raro. Hay días que me levantaba durante el aislamiento con una llamada de mi mamá y se me cruzaba por la cabeza la idea de retirarme. No tengo miedo, pero mi familia está muy pendiente de lo que hago”. Y tras su gol a Independiente por los cuartos de final de la Copa Sudamericana, le dijo a ESPN F360: “Estoy complicado con algunas lesiones, estoy algo jodido. Trato de estar con los muchachos. Eso me ayuda para estar bien. Pienso que en junio me retiro”

Si bien no marcó tantos goles en el actual torneo continental en el que Lanús va a definir el título en la final ante Defensa y Justicia en el estadio Mario Kempes, en Córdoba, los cuatro que convirtió fueron importantes. Los dos primeros ante San Pablo, en la segunda rueda, sirvieron para el triunfo por 3-2, le marcó uno a Independiente en Avellaneda en el 3-1 final para los Granates en cuartos de final, hizo el de la victoria ante Vélez en Liniers en la ida de semifinal (1-0) y asistió a Tomás Belmonte y a Alexandro Bernabei para dos de los tres goles en el partido de vuelta.

Sand, además de ídolo, es el máximo goleador de la historia de Lanús con 132 (superó a Luis Arrieta, que había marcado 120, el 6 de octubre de 2019 ante Rosario Central por la novena fecha de la Superliga que terminó ganando Boca) y fue el líder de la tabla de anotadores en los torneos Apertura 2008 (15), Clausura 2009 (13) y el Campeonato de Primera División 2016 (15). Desde Diego Maradona en los años setenta, nadie había logrado ser goleador de dos torneos seguidos.

Con la camiseta de Lanús- que llegó luego de haber vestido las camisetas de Colón, Independiente Rivadavia de Mendoza, Vitoria de Brasil, Defensores de Belgrano. River y Banfield- fue campeón del Apertura 07, Campeonato de Primera División 2016, Copa del Bicentenario y Supercopa Argentina 2016. Y fue goleador de la Copa Libertadores 2017 (9) -el más veterano de la historia en conseguirlo (37 años y 135 días)-, y sumando los dos torneos, también en 2017 fue el máximo goleador argentino con 27.

De viaje con River. Sand pasó por varios clubes, entre ellos River Plate. (Foto Baires)
De viaje con River. Sand pasó por varios clubes, entre ellos River Plate. (Foto Baires)

A los 35 años ganó el Campeonato de Primera División con Jorge Almirón como DT (hizo el tercer gol del 4-0 a San Lorenzo en la final del Monumental) y tuvo la posibilidad de ganar otra final sudamericana cuando en 2017 llegó a la de la Copa Libertadores ante Gremio de Porto Alegre, tras ayudar a remontar la semifinal de 0-3 ante River con dos goles suyos. Al terminar ese partido, caminó 83 kilómetros por una promesa que le había hecho a la Virgen de Itatí. Ya en la final ante los brasileños, convirtió el gol de penal en el partido de vuelta como local pero Lanús cayó 2-1 (3-1 en el global) y perdió su posibilidad de acceder al título.

La historia goleadora de Sand no está exenta de polémicas. Por ejemplo, tiene acreditados dos goles más pero que no se le cuentan en la estadística. En 2017, Lanús le ganó a Chapecoense de Brasil 1-0 con un gol suyo, pero luego se le dio por ganado el partido al equipo argentino 3-0 por la mala inclusión de un jugador y por reglamento, los otros dos goles se le adjudicaron a él por ser ese día el capitán.

Hay tres discordias más por goles que sí le computan: Uno, en un clásico ante Banfield que Lanús ganó 1-0. El gol lo hizo Maxi Velázquez, pero Pepe participó de la jugada intentando empujar con el pecho un centro-remate del lateral izquierdo, pero nunca llegó a tocarla y con los años, lo reconoció. En 2016 ante Atlético Tucumán intentó empujar una pelota en el área y Nicolás Romat la introdujo en su propio arco. El tercero fue ese mismo año ante Unión cuando desbordó el paraguayo Miguel Almirón, tiró un centro rasante que Sand fue a disputar con Jonathan Fleitas, y el defensor “tatengue” introdujo sin querer la pelota en su propio arco.

Muchos de sus compañeros en Lanús no habían nacido cuando Pepe Sand metió su primer gol en Primera en 1999. (Foto Baires)
Muchos de sus compañeros en Lanús no habían nacido cuando Pepe Sand metió su primer gol en Primera en 1999. (Foto Baires)

En su carrera (que incluye también su paso por Al Alain de Emiratos Árabes Unidos, Deportivo La Coruña. Tijuana, Racing de Avellaneda. Tigre, Argentinos Juniors, Boca Unidos de Corrientes, Aldosivi y Deportivo Cali), y pasos por la selección argentina sub-17 y participaciones con en 2008 con Alfio Basile como DT y con Diego Maradona en 2009- llegó a marcar 274 goles en 626 partidos (0,44 de promedio).

Sand no para de batir récords. En la actual Copa Sudamericana, el día de sus dos goles al San Pablo se convirtió en el jugador argentino más veterano en convertir en la historia del certamen, con 40 años y 103 días, y quedó tercero en la tabla general tras Richard Pellejero y Diego Scotti y también superó a Ángel Labruna como jugador más veterano en marcar un gol por una competición local (tenía ese récord desde 1958 cuando le convirtió a Rosario Central con 40 años, un mes y 14 días) cuando Lanús perdió contra Boca 2-1 por la pasada Copa Diego Maradona, con la particularidad de que fue con la mano, pese a lo cual fue convalidado. Justamente Boca es el club del que era hincha desde pequeño “aunque luego me hice fanático de Lanús y mis hijos también lo son”, aseguró en una entrevista con el canal TNT.

Si gana la Copa Sudamericana, le quedarán muy pocas cuentas pendientes en su carrera, como la Copa Libertadores que arañó ante Gremio en 2017 y haber jugado en el fútbol italiano. “Me hubiera gustado mucho. Era fanático de (Gabriel) Batistuta. Me levantaba todos los sábados para ver a la Fiorentina y después seguí su carrera en la Roma. Siempre soñé con jugar en Italia, en la Fiorentina”.

Sand ya avisó que cuando se retire quiere ser técnico y tiene un modelo: Jorge Almirón
Sand ya avisó que cuando se retire quiere ser técnico y tiene un modelo: Jorge Almirón

Cree que su compañero de ataque Nicolás Orsini (mide dos centímetros más que él, 1,87 metro) puede ser su heredero. “Le veo muchas cosas parecidas a mí, aunque obviamente él tiene mucha más velocidad y es más joven. Es muy buen delantero”. Sostiene, y anuncia que cuando se retire, será director técnico tomando como guía a Jorge Almirón, actual entrenador del Elche. “Me dejó mucho. Me gusta atacar y tener mucho la pelota, pero siempre buscando el otro arco, como el Muñeco Marcelo Gallardo”.

Pero no descarta jugar, ser dirigente y hasta presidente de Barrio Norte de Bella Vista, Corrientes. “La idea es irnos metiendo de a poco junto con mis hermanos. Vamos a ver si consigo jugar primero, porque ya me están doliendo las rodillas (se llegó a hablar en algún momento de problemas meniscales) y la cintura”, y deja un consejo para los chicos del club: “Hay que tratar de alcanzar los sueños y no darse nunca por vencido. A veces cuesta cumplir los sueños pero lo importante es cómo se sientan en su interior, pero ser lo que uno quiere es lo más lindo que puede haber”.

SEGUÍ LEYENDO: