Valentino Rossi y Marc Márquez tuvieron un nuevo capítulo de tensión en las pistas durante la clasificación del Gran Premio de San Marino que se correrá mañana por la 13ª fecha del Moto GP.

El piloto italiano de 40 años y el español de 26 años se cruzaron sobre el asfalto en la tercera tanda de la qualy 2 cuando quedaban dos minutos para cumplirse el tiempo pautado. Márquez y Rossi no se cedieron terreno, a punto tal que casi se tocan. El panel de comisarios los citó a declarar por lo ocurrido, pero ambos dieron explicaciones diferentes. Ninguno fue sancionado, pero sí recibieron una advertencia.

"Cuando llegué a la recta de atrás vi a Valentino esperándome. No tenía sentido apretar porque estaba delante de él, así que me coloqué detrás", señaló el español luego de la competencia.

"Yo estaba empujando al 100%, él me adelantó en la curva 11 y me hizo perder mucho tiempo. Intenté devolverle el adelantamiento en la horquilla, pero perdí la oportunidad", se justificó el italiano seis veces campeón de la categoría.

"Comenzamos la vuelta y en la curva 6 se fue al verde, de modo que su vuelta ya estaba cancelada. Le pillé, entonces me fui largo y fui yo quien pisó el verde, aunque encima de la moto no lo tenía claro. Así que apreté. Luego, al llegar a la curva 14, no sé qué pretendía Rossi. A esa velocidad es imposible dar la curva como la dio él", analizó Márquez, que finalmente largará la carrera desde la 5ª colocación, mientras que Il Dottore estará en el 7° lugar.

"Mi gesto con la mano no fue para pedirle disculpas, sino que estaba un poco cabreado porque estas acciones son difíciles de entender en una cronometrada", aseguró con cierto enojo el corredor español que logró seis triunfos en doce competencias hasta el momento.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: