Cómo todos los años, el próximo viernes 8 de marzo de conmemorará el Día Internacional de la Mujer. No se trata de una fecha de festejos, sino de una jornada de lucha en la que se visibilizan las desigualdades, las violencias y las diversas problemáticas que afectan a las mujeres en todo el mundo.

En ese marco, el club Danubio de Uruguay ha lanzado una original campaña contra al violencia de género. A través de sus redes sociales, la entidad ha difundido una pieza comunicacional denominada "Números a los que les damos la espalda".

Durante todo marzo, los equipos del club saldrán a la cancha vistiendo camisetas que, en sus espaldas, tendrán mensajes con cifras que reflejan la desigualdad y la brecha de género entre varones y mujeres. En total, serán 25 datos que alertarán sobre la necesidad de generar políticas de equidad para tender hacia una sociedad más justa.

"Solo 19 dólares de cada 1900 se destinan a patrocinios de deportes femeninos", "Cada 3 horas hay 12 denuncias por violencia de género" o "Solo el 14% del gabinete ministerial son mujeres", son algunos de los números que exhibirán los equipos de Danubio en sus espaldas. Todos los datos fueron obtenidos de estudios e investigaciones realizadas por ONU Mujeres y el Instituto Nacional de las Mujeres de Uruguay.

Además, la campaña destaca el rol protagónico que las mujeres han tenido en la historia el club. Fue María Mincheff de Lazaroff la que le dio el nombre a la institución y a la que luego se le rindió homenaje poniéndole el de ella al estadio. "Desde siempre luchamos por jugar todos del mismo lado", recalcan los "danubianos".

El comunicado completo de Danubio:

Una mujer nos dio el nombre y muchos años después los danubianos elegimos ponerle el suyo a nuestra casa: Estadio Jardines del Hipódromo "María Mincheff de Lazaroff".

En 2017 comenzó la historia de nuestro fútbol femenino y luchamos desde nuestra comunicación y desde nuestro club por un fútbol más justo y por una sociedad más justa.

Este mes de marzo, a partir de la fecha 4, nuestra institución jugará cada partido con números a los que les damos la espalda todos los días.

Cada camiseta refleja una realidad desigual, una sociedad con brechas de género, con números que no debemos darle la espalda y que queremos que cambien.

Cada uno de los jugadores de nuestro plantel lleva en su camiseta lo que una mujer sufre por el simple hecho de ser mujer.

Te invitamos a compartir nuestra iniciativa con la promesa de que si logramos revertir esta realidad, quizás otros números ocupen orgullosamente nuestro pecho.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: