Dani Alves y Neymar, figuras del PSG (Reuters)
Dani Alves y Neymar, figuras del PSG (Reuters)

Los partidos de los equipos más importantes de próxima fecha de la liga francesa fueron suspendidos en el marco de de la crisis provocada por los "chalecos amarillos" en el país, movimiento que convocó a nuevas manifestaciones para este fin de semana.

Esa jornada de protesta por cuarto sábado consecutivo ya había provocado el aplazamiento del Paris Saint Germain (PSG) contra el Montpellier y el del Toulouse contra el Lyon, ambos previstos ese día.

Ahora, se sumaron los partidos del Mónaco contra el Niza (derbi del sudeste, programado inicialmente para el viernes) y el del Saint-Etienne contra el Marsella (domingo), correspondientes a la 17 jornada de la liga francesa, a pedido del Principado de Mónaco en acuerdo con la Prefectura de los Alpes Marítimos y de la delegación del gobierno del Loira.

La protesta volverá a las calles este sábado (Reuters)
La protesta volverá a las calles este sábado (Reuters)

Según los medios franceses, detrás de estos aplazamientos está la voluntad de las autoridades de movilizar a las fuerzas del orden a nivel nacional para hacer frente a las protestas del sábado de los "chalecos amarillos", que se teme que degeneren en altercados y problemas de orden público.

"Tenemos razones para temer una gran violencia", admitió este jueves el gobierno francés, en un momento en el que se multiplican los llamados a nuevas protestas en toda Francia.

La Comisión de Competición de la LFP "fijará posteriormente la fecha" de ambos encuentros, señaló la liga en su nota.

(Con información de EFE y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: