El momento más tenso de la gala de la UEFA ocurrió cuando Sergio Ramos bajó del escenario tras haber sido elegido como el mejor defensor de Europa, por sus actuaciones en el Real Madrid y en la selección de España. Al regresar a su asiento, le extendió la mano a sus colegas, quieren estaban nominados en otras categorías.

Uno de ellos era Mohamed Salah, quien en la final de la Champions League entre el Liverpool y el elenco español sufrió una lesión en su hombro izquierdo producto de una infracción del zaguero galardonado este jueves.

La falta de Ramos a Salah en la final de la Champions League

El egipcio, quien estuvo a punto de perderse el Mundial de Rusia por esta dolencia, no olvidó lo sucedido en Kiev y le negó el saludo a Ramos. El delantero permaneció en silencio, inmutado por la presencia de su agresor, mientras Keylor Navas y Luka Modric lo felicitaban.

En la misma ceremonia, Modric fue elegido como mejor  jugador del año de la UEFA por encima de Cristiano Ronaldo, quien se había quedado con el galardon en las dos últimas entregas.  Además, se sortearon los grupos de la Champions League.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: