Juventus superó 2-0 a Lazio y consiguió su segunda victoria consecutiva en el inicio de la Serie A de Italia. Sin embargo, Cristiano Ronaldo no pudo marcar en ninguna de las dos fechas y eso le generó fastidio, que quedó en evidencia en su egoísta reacción luego del segundo tanto de la Vecchia Signora, que firmó Mario Mandzukic.

La acción de la polémica se dio a los 74 minutos del encuentro: Joao Cancelo habilitó a CR7 de frente al portero, pero al portugués, de 33 años, el balón le quedó atrás y le rebotó en el taco, fallando una inmejorable ocasión de gol, algo extraño en un futbolista de su jerarquía.

Posteriormente al yerro de CR7, la pelota derivó en el croata Mario Mandzukic, quien convirtió el 2-0. En pleno festejo, el último ganador del Balón de Oro y del premio The Best quedó lamentándose junto a un palo, primero con rostro adusto, abriendo sus brazos; y luego esbozando una sonrisa irónica, para maquillar ante las cámaras su enojo.

En la primera fecha, en el 3-2 frente a Chievo Verona, Cristiano tampoco había conseguido convertir, aunque en una jugada polémica lesionó al arquero adversario, Stefano Sorrentino. En su presentación en Turín, la Juventus volvió a ganr. Pero CR7, su incorporación estrella, no se fue del todo feliz…

MÁS SOBRE ESTE TEMA: