Cuando parecía que la situación de Paolo Guerrero estaba a punto de esclarecerse, el sitio brasileño Globoesporte confirmó que el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) suspendió al futbolista peruano por 14 meses tras dar positivo en un control antidopaje en octubre del 2017.

A pesar de haber jugado con el Flamengo este último fin de semana, y de las fotos que subió la Federación de fútbol peruana, el Depredador se perderá el Mundial, y el entrenador Ricardo Gareca diseñó un plan B temiendo lo peor.

El defensor de 26 años juega en el Puebla de México
El defensor de 26 años juega en el Puebla de México

El as bajo la manga del Tigre fue una sorpresa para propios y extraños, ya que el reemplazante del goleador podría llegar a ser el defensor Anderson Santamaría, quien en la última práctica le reveló a la prensa local que hace un tiempo que está entrenando como delantero y que Gareca le dio el "okey" para que pueda jugar arriba.

"Vengo trabajando en esa posición, creo que por la necesidad que no tenemos delantero y el profesor me dijo que me veía virtudes ahí, ya que en el 2015 jugué de 9 en el León de Huánuco y pude hacer varios goles", afirmó el zaguero a los medios peruanos.

Guerrero volvió a jugar y convirtió un gol a su regreso (EFE)
Guerrero volvió a jugar y convirtió un gol a su regreso (EFE)

La decisión llega luego de que la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) haya apelado ante el TAS el fallo del Tribunal de Apelaciones de la FIFA, que había reducido su sanción inicial de un año a la mitad y que le permitía al jugador del Flamengo disputar el certamen mundialista.

Este lunes, el entrenador Ricardo Gareca debe dar a conocer los 35 preseleccionados para el Mundial.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: